El cerdito egoísta – Cuento infantil corto con moraleja

Moraleja: Las buenas personas no padecen hambre, en cambio los malvados quedan siempre insatisfechos. Este cerdito egoísta a pesar de no envidiar a nadie empezó a sentir necesidad de sobresalir entre los demás a tal grado de querer acumular cosas y presumir a todos. Cuando se volvió adulto, el cerdito egoísta tuvo grandes bodegas llenas de tesoros, logro tener casi todo lo que él quería. Si veía a alguien pobre se burlaba, con otros, si el cerdito observaba que ellos poseían algo que él no.
Aunque alguien venga de una buena familia, alguno de ellos sin darse cuenta puede tomar otro camino.

Esta era una familia de cerditos solo tuvieron dos pequeños hijos, ambos fueron felices desde pequeños, recibieron lo mismo; amor, tiempo, diversión. No existía ninguna preferencia, les daban todo por igual.

Uno de los cerditos aprendió a compartir, el otro le costaba mucho trabajo dar o regalar algo. Uno de ellos creció con la idea de ayudar a otros mientras el otro se fue volviendo muy egoísta.

Imagen [1]
Este cerdito egoísta a pesar de no envidiar a nadie empezó a sentir necesidad de sobresalir entre los demás a tal grado de querer acumular cosas y presumir a todos.

Cuando se volvió adulto, el cerdito egoísta tuvo grandes bodegas llenas de tesoros, logro tener casi todo lo que él quería. Si veía a alguien pobre se burlaba, con otros, si el cerdito observaba que ellos poseían algo que él no… hacia lo posible por conseguirlo si no lo lograba se los robaba.

Cada noche llegaba a alguna bodega, se sentía triste y solo, para no tener esa sensación buscaba a quien presumir, conseguir o robar para estar bien.

En una ocasión fue a ver a su hermano y rompiendo en llanto le hablo de lo mal que estaba, su hermano le dijo: -Hay algo, pero no lo has podido tener no se compra ni se roba, eso que no tienes son amigos para adquirirlos necesitas amarte y respetar. Debes dar y compartir sin recibir algo a cambio, esto es hacerlo de corazón-.

Moraleja
Las buenas personas no padecen hambre, en cambio los malvados quedan siempre insatisfechos.

Referencia:
[1] Frauke Feind (2015, 03 de abril). Cerdos Animales Cifras - Foto gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 14 de febrero de 2020, en https://pixabay.com/es/photos/cerdos-animales-cifras-cerdito-703649/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

El duende y el ogro – Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: Las ganancias que se roban no se aprovechan; una vida justa y honrada te lleva a la buena vida y felicidad. Un día se enteró de lo que tenía el duende José, ambos trabajaban en la misma fábrica pero el malvado ogro empezó a tenerle envidia, robando algunos sueños que estaban en la fábrica, culpando al duende que él había sido el principal ladrón. Posteriormente lo corrieron. El ogro esa noche le contó toda la verdad al duende, José solo sonrió brindándole una oportunidad de ser amigos.
En la aldea del sueño eterno todo parecía ir bien, la gente de esta aldea es muy trabajadora. En una fábrica de sueños laboraba el duende José, era muy activo y entusiasta, casi nunca fallaba por llevar los mejores sueños a la gente de la aldea.

Como en todo lugar no siempre se puede vivir de maravilla, el ogro Félix no complacido con lo que tiene fue seducido por la envidia.

El ogro era muy gruñón, la paciencia era una virtud con la cual no contaba, sus sueños y deseos decía él: – Tardan mucho en llegarme a pesar que me esfuerzo mucho –.

Imagen [1]

Un día se enteró de lo que tenía el duende José, ambos trabajaban en la misma fábrica pero el malvado ogro empezó a tenerle envidia, robando algunos sueños que estaban en la fábrica, culpando al duende que él había sido el principal ladrón. Posteriormente lo corrieron.

El ogro aprovecho lo que tenían los sueños, estos contenían dinero, mansiones y joyas. Al tener todo esto el ogro Félix todos los días realizaba fiestas en su mansión. Así empezó a faltar su trabajo hasta que lo corrieron.

No solo se conformó con fiestas como ya tenía más libertad empezó hacer viajes por el mundo, ir a lugares donde se hacen apuestas de dinero, sin darse cuenta lo perdió todo.

Una noche de invierno el ogro (por supuesto malgasto y perdió todo hasta quedar en la calle, sin amigos y con hambre) fue a tocar la puerta de una casa, para su sorpresa era el duende José quien vivía ahí. Lo invito a pasar la noche, le dio comida y ropa.

El ogro esa noche le contó toda la verdad al duende, José solo sonrió brindándole una oportunidad de ser amigos.

Moraleja
Las ganancias que se roban no se aprovechan; una vida justa y honrada te lleva a la buena vida y felicidad.

Referencia:
[1] Enrique Meseguer (2018, 10 de noviembre). Mushroom House Forest - Free photo on Pixabay [Ilustración]. Recuperado el 30 de enero de 2020, en https://pixabay.com/photos/mushroom-house-forest-wood-fantasy-3800390/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

El bar Túxpam (Relato de Túxpam, Veracruz) – Historias juveniles

Conclusión: Hoy día a pesar de la amplia información muchas jovencitas no logran ser autosuficientes y sin importar con que persona quieran realizar su vida futura, con cualquier decepción o temor el mundo se les viene abajo y optan por tomar una decisión inadecuada. Se recuerda que aquellos días de febrero eran un poco fríos y lluviosos, los caminos que llevaban a la Universidad Veracruzana en Tuxpan, mejor conocida como la “UV”, eran muy llenos de lodo, un poco difícil caminar, el transporte era muy escaso.
Esta es una leyenda no muy antigua, pero tampoco muy reciente, en esta narración no se menciona la fecha exacta de lo sucedido ya quien me la conto, le causo mucho dolor platicarme de ella, pero en su breve platica nos da algunos datos aproximados.

Se recuerda que aquellos días de febrero eran un poco fríos y lluviosos, los caminos que llevaban a la Universidad Veracruzana en Tuxpan, mejor conocida como la “UV”, eran muy llenos de lodo, un poco difícil caminar, el transporte era muy escaso.

Entre el alumnado que estudiaba ahí, había una jovencita con buenas calificaciones, proveniente de Cerro Azul.

Imagen [1]

Según gente cercana a ella, decía que era muy buena persona, bondadosa con la gente, ayudaba a los ancianos y muy gentil con los niños, además le gustaba leer mucho, en sus ratos libres se iba a la plaza a descansar y a pensar lo que desearía ser de grande.

Desde muy pequeña ella trabajaba, siempre muy independiente, le gustaba salir adelante. Conforme pasaba el tiempo, cada vez no le gustaba depender de alguien, siempre diciéndole a su mamá que ella no quería ser como las demás jovencitas o señoras de este pueblo.

Una vez crecida la jovencita, pasó a estudiar a la Universidad, en Tuxpan, cuando antes por esos rumbos había más monte, pinos, más lodo que pavimento en las calles y pocas casas.

Enamorándose de una persona mayor que ella, con una cabeza hueca pero sabiendo artimañas para enamorar jovencitas, sedujo a esta gentil dama.

Al principio como todo, fue feliz, conforme pasaron los meses, este hombre con más palabras que neuronas se dejó llevar por la bebida tentando a su pareja.

Cuenta la leyenda, que una noche fría y de lluvia, en el Bar Túxpam cerca de la “UV” , bar que hoy día no existe, según se dice el rumor de aquella noche, es que ambos ya borrachos más él que ella, discutieron fuertemente saliéndose del bar, él le dio una bofetada dejándola en el suelo y se retiró del lugar.

Sabiendo ella que si regresa a su hogar con su padre machista, su vida sería terrible… Prefirió quitarse la vida arrojándose a un camión.

A ella se le ha visto por la carretera federal y el libramiento López Mateos, en donde están las letras grandes de colores de Tuxpan. No tiene hora de aparición, solo de noche lluviosa, sale una jovencita con lágrimas que no solo se quitó la vida, sino también al hijo que esperaba.

Conclusión
Hoy día a pesar de la amplia información muchas jovencitas no logran ser autosuficientes y sin importar con que persona quieran realizar su vida futura, con cualquier decepción o temor el mundo se les viene abajo y optan por tomar una decisión inadecuada.

Referencia:
[1] Kirill Averianov (2017, 29 de mayo). Portrait Woman Lady - Free photo on Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 12 de enero de 2020, en https://pixabay.com/photos/portrait-woman-lady-coffee-bar-4246954/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

Perdiendo una razón para existir – Relato corto juvenil con reflexión

Reflexión: Si tuviéramos la necesidad quizás muchos harían lo mismo: robar. la falta de oportunidades lleva a la gente a delinquir, si aplicamos un poco de conciencia vale la pena apoyar a este tipo de personas en el ámbito moral por que el rechazo social los lleva a sentir repudio por la misma sociedad. El principal problema de drogadicción aquí en México, es la falta de valores y educación dentro de la familia y escuela. Este joven se mostraba algo intranquilo, como si su paciencia se lo estuviera comiendo.
Mientras me encontraba sentado en una banca en la plaza por la mañana, alcance a escuchar una radio dentro de una cafetería, un locutor tuvo un invitado el cual escuche estas palabras en la radio:

- Les vengo a hablar, sobre el principal problema de la drogadicción en México, ¡sí!, escucho usted bien, el principal problema de drogadicción aquí en México, no es el mal gobierno que hoy día enfrentamos, tampoco es el narcotráfico, ¡no!, ni mucho menos la mala calidad de música que los adolescentes escuchan diariamente, donde escuchamos hablar acerca de la violencia, sexo, drogas o simplemente sin ningún sentido, ¡no!, el principal problema de drogadicción aquí en México, es la falta de valores y educación dentro de la familia y escuela.

Un día como hoy, mientras leía el periódico en la plaza, escuchaba el campaneo de la iglesia, yo estaba sentado en una banca y observe a un joven como de unos 15 años, medio chaparrito, cabello corto, ropa como cualquier otro adolescente tratando de vestir lo mejor que uno puede, su rostro tan noble y serio.

Imagen [1]

Este joven se mostraba algo intranquilo, como si su paciencia se lo estuviera comiendo por dentro, muy en el fondo de sus ojos se notaba su espíritu sumiso y arrepentido, cada gota de sudor que traía olía a derrota, a desesperación.

Vi como este joven se iba acercando con mucho cuidado y lentamente a un puesto de revistas, para ocultar su miedo y nerviosismo, el joven metió sus manos a sus bolsillos del pantalón, se acercó al puesto, espero a que se distrajera el voceador, una vez ya distraído cuando platicaba con otra persona, el joven tomo el dinero de las ventas que se encontraban en una caja de madera, con nerviosismo, poco a poco se alejó con el dinero robado.

Meses después, yo estaba en el autobús, dirigiéndome ya a la casa, eran alrededor de las once de la noche, de pronto dos de los pasajeros que iban atrás, se levantaron, traían una máscara para no ser descubiertos.

Uno de ellos se acercó al chofer, el otro se dirigió hacia los pasajeros, anunciándose como ladrón, nos pidió el dinero con una voz nerviosa, en su mano traía un cuchillo, en la otra una bolsa, cuando ya iba a medio camión, un pasajero se le fue encima a sus espaldas, otro pasajero le quito la máscara, fue cuando vi esa mirada baja, ese rostro de que aun podía ser un ángel, ese miedo que no se puede ocultar.

De repente el autobús se detuvo, esto hizo que cayeran los pasajeros y el ladrón al suelo, el otro ladrón aprovecho ese alto para escapar, mientras este que se cayó al suelo, accidentalmente se enterró el cuchillo en el pecho, dejando una enorme mancha de sangre en el suelo, poco a poco, mi oído dejaba de escuchar su respiración.

Hasta ahora, nunca nadie ha sabido el sentido de su muerte, tal vez fue la necesidad, la desesperación, su familia, sus amigos o alguna adicción, tal vez robo sin alguna razón, pero lo que sabemos, es que él ya había muerto cuando decidió no resolver su vida, sus problemas. 

Reflexión
Si tuviéramos la necesidad quizás muchos harían lo mismo: robar. La falta de oportunidades lleva a la gente a delinquir, si aplicamos un poco de conciencia vale la pena apoyar a este tipo de personas en el ámbito moral por que el rechazo social los lleva a sentir repudio por la misma sociedad.

Referencia:
[1] Linus Schütz (2018, 24 de noviembre). Armas Pistola Acceso - Foto gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 08 de enero de 2020, en https://pixabay.com/es/photos/armas-pistola-acceso-armado-humano-3836563/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>