El conejo en la luna - Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: No juegues o bromes con cosas que no conoces y puedan ser peligrosas, ayuda a los más indefensos y tu recompensa será muy grande, pero toma tus precauciones. Su sorpresa fue tanta que saltaba y corría de la emoción pero al no saber lo que sucedería con estas chispas no tomo sus precauciones, entre tanto salto, en uno de esos hombres cayo una chispa en su pelaje y rápidamente se llenó de fuego algo que ellos aún no conocían. Salió corriendo rápidamente de la cueva lleno de fuego y se arrojó al suelo dando vueltas.
Hace millones de años cuando el hombre aún era primitivo, los animales del planeta tierra pasaron a ser los más inteligentes y audaces en aquel entonces no solo por su gran instinto de supervivencia sino también por un octavo sentido dentro de su ser, esto los hacía comunicarse con el dios de la vida.

Huclit era un conejo noble y humilde, fiel sirviente del dios de la vida, él apreciaba mucho a los animales de esta tierra, Huclit era uno de los favoritos del dios porque era tan veloz por esto fue que lo eligió para llevar mensajes a todos aquellos que habitaban la tierra.

Imagen [1]

En una tarde soleada antes de caer la noche el conejo se quedó un rato más en la tierra para llevar a los animalitos más pequeños a sus hogares pues como la noche estaba a punto de caer estos bebes podrían perderse en el camino.

Cerca de donde estaba Huclit había una cueva donde el hombre aun como un ser primitivo se refugiaba para no pasar la noche bajo la lluvia o el frío que a veces hacía.

Uno de estos seres primitivos se encontraba aburrido y sin sueño solo observaba a los demás: unos durmiendo, otros jugando. Este hombre primitivo tomo dos piedras para jugar con ellas.

Este hombre jugaba con las piedras arrojándolas unas arriba de otras, hasta que en una de esas arrojadas ambas piedras chocaron entre sí y echaron chispas llamando la atención del ser primitivo. Fue tanta su curiosidad que tomo ambas piedras y las empezó a golpear entre sí.

Su sorpresa fue tanta que saltaba y corría de la emoción, pero al no saber lo que sucedería con estas chispas no tomo sus precauciones, entre tanto salto, en uno de esos hombres cayo una chispa en su pelaje y rápidamente se llenó de fuego algo que ellos aún no conocían. Salió corriendo rápidamente de la cueva lleno de fuego y se arrojó al suelo dando vueltas.

Era temporada de otoño en aquel pasado, las hojas caían de los árboles para terminar amontonadas en el suelo hasta secarse totalmente. Así que el fuego del ser primitivo incendio las hojas creando en aquel lugar un caos incontrolable por el fuego.

El conejo al ver el fuego con su velocidad saco a todos los animales de ahí hasta que no quedara alguno, el fuego por desgracia se salió de control y el conejo a pesar de su gran velocidad no pudo salir porque le había caído encima un árbol.

Días después el dios de la vida al ver este acto heroico le devolvió la vida al conejo, pero ya no como animal si no como la luna y en la luna se encuentra la imagen de aquel conejo valiente.


Moraleja
No juegues o bromes con cosas que no conoces y puedan ser peligrosas, ayuda a los más indefensos y tu recompensa será muy grande, pero toma tus precauciones.

Referencia:
[1] Cipriano S. (2019, Noviembre) Luna Llena Reflejo - Imagen gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 23 de diciembre de 2019, de https://pixabay.com/es/illustrations/luna-llena-reflejo-luna-naturaleza-4588727/

Descargar/Imprimir en PDF Epub

Comentarios