Asalto a diciembre - Relato corto juvenil

Conclusión: Por lo regular siempre culpamos a nuestros líderes por el mal desempeño que tenemos como sociedad, cuando los elegimos nos basamos más en el grupo político o religioso sin tomar en cuenta las aptitudes a quien vamos a elegir. En aquel rincón oscuro, un temible hombre de apariencia simpática y noble, planeaba robar la felicidad de la gente, ya que él no podía ser feliz por sí mismo. Este plan ya estaba en función, solo faltaba dar el asalto mayor.
Corría el año 2010, bajo la sombra de las nubes que tapaban la luz de la luna, las lámparas poco iluminaban las calles, era incómodo para algunos caminar entre tanta oscuridad, para otros muy satisfactorio.

En aquel rincón oscuro, un temible hombre de apariencia simpática y noble, planeaba robar la felicidad de la gente, ya que él no podía ser feliz por sí mismo. Este plan ya estaba en función, solo faltaba dar el asalto mayor.

Años atrás, este temible hombre gordinflón había conquistado el corazón de la gente con una canción, seducía sus mentes y apagaba corazones, proclamándose a sí mismo como un Profeta. Mucha gente lo siguió porque sus ojos robo, tantas promesas y engaños le dio a la gente que lo seguía, y si alguien se atrevía a hablar, lo callaba con una caja de regalo llena de comida.

Imagen [1]

Él sabía que pronto su reinado terminaría, también sabía que la gente se daría cuenta de que él era un falso Profeta.

Engañando a la gente aún, les decía que unía países para crear la paz, viajaba mucho a Europa con una familia falsa, recorría Estados Unidos y compraba propiedades, según para crear más escuelas. La gente poco a poco ya no creía en sus mentiras.

El gran asalto estaba a punto de cumplirse, eligiendo el mes de diciembre como fecha simbólica para dar amor y paz, mes en el cual el dolor puede causar más agonía.

Aprovechándose de la ceguera de algunos, robo los regalos del pueblo, su comida y su dinero. El primero de diciembre del 2010, tomo el primer avión y viajo hacia su lujosa casa en Texas. Semanas después, la gente se dio cuenta de que había desaparecido ya que había abandonado su palacio.

Muchas familias quedaron en la calle, otros con deudas y hambre, algunos con su corazón roto por la confianza que habían depositado en él.

Esta falsa educación nunca nos ha quitado la ignorancia, ya que cada tres años llega un nuevo Profeta o Mesías, hundiendo cada vez más a este pueblo en su ignorancia, hasta que un día nos tomen como a sus esclavos, imponiéndonos el miedo como una forma de vida natural.

(Dedicado a un alcalde tampiqueño Oscar Pérez Inguanzo que abandono su presidencia antes de que esta finalizara, dejando casi en banca rota por sus asaltos y engaños al ayuntamiento municipal de Tampico, Tamaulipas, México)

Conclusión
Por lo regular siempre culpamos a nuestros líderes por el mal desempeño que tenemos como sociedad, cuando los elegimos nos basamos más en el grupo político o religioso sin tomar en cuenta las aptitudes a quien vamos a elegir.

Notas:
  • https://www.lacapital.com.mx/noticia/9438-Trasladan_a_Oscar_Perez_Inguanzo_al_hospital 
  • https://www.milenio.com/opinion/cristina-gomez/de-buena-fuente/que-sigue-que-le-pidan-disculpas-a-oscar-perez-inguanzo
  • https://www.milenio.com/politica/juez-libera-a-perez-inguanzo-de-delitos

Referencia: 
[1] Gerd Altmann (2016, 17 de noviembre). Grupo Equipo Retroalimentación - Imagen gratis en Pixabay [Ilustración]. Recuperado el 04 de enero de 2020, en https://pixabay.com/es/illustrations/grupo-equipo-retroalimentaci%C3%B3n-1825503/

Descargar/Imprimir en PDF Epub

No hay comentarios:

Publicar un comentario