La mujer vampiro (Leyenda de Ciudad Madero, Tamaulipas)

Hoy en día la gente habla con temor a ella, ya que su cuerpo está en el sótano de la Parroquia San Juan Bosco, en Árbol Grande, Ciudad Madero, Tamaulipas. Años después, su cuerpo fue trasladado a Ciudad Madero, mucha gente la recibió en su ataúd, pero antes de que llegara a las puertas de la Parroquia accidentalmente su ataúd fue abierto dejando al descubierto todo su cuerpo, la gente al verla lanzo gritos desgarradores. Pues esta mujer tenía unas uñas largas, cabello largo y unos grandes colmillos.
Cuentan aquella trágica historia de alrededor de los años 70 de la mujer vampiro de Ciudad Madero, Tamaulipas.

Esta mujer era muy religiosa, dedicada en cuerpo y alma a las actividades que realizaba el Padre Ignacio Rosiles, padre de la Parroquia San Juan Bosco en la colonia Árbol Grande de Ciudad Madero.

Ella era muy querida por la gente que vivía en los alrededores de la parroquia, ya que hacía muchas cosas buenas para las personas. Lo cual en ocasiones decía -Me gustaría que sepultaran mi cuerpo en esta parroquia cuando muera-. Las razones porque lo decía eran que ella se sentía muy querida por la gente que ella le brindaba su mano.

Imagen [1]

Pero antes de que falleciera, se fue a vivir lejos de Ciudad Madero con su familia. Murió lejos de ahí, sin ser respetada su voluntad.

Años después, su cuerpo fue trasladado a Ciudad Madero, mucha gente la recibió en su ataúd, pero antes de que llegara a las puertas de la Parroquia accidentalmente su ataúd fue abierto dejando al descubierto todo su cuerpo, la gente al verla lanzo gritos desgarradores. Pues esta mujer tenía unas uñas largas, cabello largo y unos grandes colmillos.

Desde ese entonces la llaman la mujer vampiro.

Las supersticiones y arrogancia de la gente han intentado quemar su cuerpo, olvidándose de las cosas buenas que ella hizo en vida para ayudar a quienes lo necesitaban.

Dicen que la han visto volando alrededor de la parroquia, otros dicen que se roba a los niños que se portan mal.

Hoy en día la gente habla con temor a ella, ya que su cuerpo está en el sótano de la Parroquia San Juan Bosco, en Árbol Grande, Ciudad Madero, Tamaulipas.

Adaptación para narración oral de Aarón Mendoza, tomada por testimonios de la gente que habita cerca de la Parroquia.

Conclusión
Debemos tener en cuenta que hoy en día no existen supersticiones por lo sobrenatural y tener respeto a aquellos difuntos y a su familia ya que por falta de información podemos tomar malas decisiones y quizás afectar a otras personas por simples mentiras.

Referencia:
[1] Aarón Mendoza (2007, 01 de enero). Calle de noche [Fotografía]. Recuperado el 02 de enero de 2020, en https://get.google.com/albumarchive/108681890460568752459/album/AF1QipMuR5KlGU-HHP8_vHElFjVXjkp2cmxK-PNsf7A3/AF1QipOY7yKrO-HyRouMfHNJqFqQJUI6u9uFU-bbMGTV

Descargar/Imprimir en PDF Epub

Comentarios

  1. Mi papa me conto en varias ocasiones esta historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno que aun hay personas que se interesan en las historias locales, pues muy poca gente sabe de este relato.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por comentar