De la negación a la aceptación | Blog

La gente que nos rodea juega un papel muy importante. Ellos tienen una visión desde el otro lado en donde estamos jugando en esta vida. ¿A cuántos de nosotros no nos gusta escuchar la verdad en boca ajena? Cuando es una crítica externa nos sentimos humillados, si se estuvieran burlando de nosotros, sin darnos cuenta llega el modo de autodefensa, lo primero en pensar – A este tipo le caigo mal, me envidia, solo quiere destruirme –.
Afrontar la realidad no es muy fácil para algunos, no todos tienen una excelente vida, desarrollo social, laboral o en pareja. Muy en el fondo en cada uno de los seres humanos hay un deseo de que algo no está bien por otra parte la conciencia se ve sometida y encadenada al sufrimiento al rechazar la realidad presente la cual nos destruye no solo a uno, a veces también a las personas que nos rodean. El miedo es uno de los principales factores por el que no logramos ver nuestro entorno, se puede manifestar el miedo a través del orgullo, la autosuficiencia, el egocentrismo. Esto es lo que nos mata lentamente lo peor es estar sufriendo y no darnos cuenta.

Imagen [1]

Negando la realidad

Hoy día nos vemos tentados a la parte intelectual, al ya lo quiero ahora mismo, llevamos una vida tan acelerada y sin darnos cuenta nos vemos saturados de información. El problema aquí es: leemos y leemos pensando que todo se solucionara por arte de magia, como si por el simple hecho de invertir en lecturas e investigaciones al día siguiente despertaremos con lo que siempre hemos soñado.

La gente que nos rodea juega un papel muy importante. Ellos tienen una visión desde el otro lado en donde estamos jugando en esta vida. ¿A cuántos de nosotros no nos gusta escuchar la verdad en boca ajena? Cuando es una crítica externa nos sentimos humillados, si se estuvieran burlando de nosotros, sin darnos cuenta llega el modo de autodefensa, lo primero en pensar – A este tipo le caigo mal, me envidia, solo quiere destruirme –.

Esto nos produce insatisfacción porque muy en el fondo no nos gustan los comentarios; lo mal que nos vemos física y emocionalmente, aquí es cuando nos sentimos agredidos y víctimas.

– Queremos que todo sean dulces y
flores como ofrendas a
un dios mortal llamado “YO” –.

Si las personas nos dan su punto de vista en cómo nos ven, no los queremos escuchar porque sabemos que estamos vulnerables en ciertos aspectos de nuestra vida.

Pero que hay cuando nosotros criticamos, sabemos muy bien de la necesidad de cambiar para no estar atorados o ya sumergidos en el fondo del sufrimiento y dolor, esto pasa cuando buscamos algún libro de finanzas personales, ayuda matrimonial, emocional, laboral o algún libro de dependencia a algún tipo de droga que andemos buscando en el departamento de libros y revistas en el centro comercial. Sabemos que algo anda mal en nosotros.

Aquellas personas que tienen el alcoholismo u otra drogadicción ¿Por qué les cuesta tanto trabajo salir adelante? La realidad es que la verdad duele y sufrimos en el momento cuando nos dicen; traes la ropa sucia, hueles mal, mírate te quedaste dormido en la calle, te agarro la policía, tu casa esta desordenada, tu esposa pide fiado en la tienda mientras tu mientes para conseguir dinero prestado: enfermas a tus hijos a tu esposa, matas de mentira a un miembro de la familia para que te den dinero. No tienes un buen trabajo y la lista es interminable.

Aceptación: para un mejor estilo de vida

Al parecer unos tienen que estar al borde de la locura y de la muerte para lograr aceptar la realidad la cual están viviendo, aunque para esto no es necesario estar sumergido en la desesperación.

Si bien sabemos hay personas que, por sus deudas, relaciones sentimentales, la parte emocional y laboral, una persona puede llegar a suicidarse, matar o delinquir.

La palabra impotencia es algo que no nos gusta, se ve reflejado por el simple hecho cuando seguimos en el mismo lugar o en un lugar peor después de haber leído o investigado, de estar en terapia, pero no tenemos un beneficio de ellos. Nos encontramos poseídos por la autosuficiencia.

Impotencia lo podemos discernir en:

  • No encuentro motivación propia
  • No se cómo practicar lo que leí o lo de la terapia
  • No tengo la capacidad de decidir o elegir
  • Mi fuerza de voluntad se va cuando no veo cambios; no hay paciencia ni perseverancia
  • Dependo de otros para salir adelante, ya que no tengo fuerza de voluntad.

Entre los casos más extremos: la gente se suicida, mata, se vuelve delincuente, alcohólico o drogadicto. Estas personas están en el extremo de buscar una salida o una anestesia que le ayude a dormir o escaparse de ese dolor y sufrimiento.

Para esta persona mencionaría:

-Hay personas en donde requieren un experiencia fuerte y profunda; esto significa que la persona se deshace de lo que reconoce y vuelve a reorganizar emocional y mentalmente. Estas personas eliminan las ideas, emociones y actitudes que los caracterizaban, luego surgen nuevas expectativas a lo cual crean nuevos motivos y empiezan a llevarlo a una mejor dirección-. 

Derrotarme a mí mismo

Muchas veces no sabemos en que dirección ir o si realmente el camino es el adecuado, cuando llevamos unos metros recorridos viene la incertidumbre, es aquí cuando no perseveramos para llegar a la meta, una parte que se esconde dentro de nosotros se revela ante la idea de no querer salir de su estado de confort; ese placer que nos ocasiona el pensar todo el mal que me han hecho, el placer de otras personas cuando sienten lastima por mí, la conmiseración y la tristeza. Algo dentro de mí no quiere el cambio.

“La negación te amarra al sufrimiento;
la aceptación te conduce al cambio”.

La preocupación de –no se ha resuelto nada–, la duda si está en el camino adecuado. Sin lugar a dudas nos percatamos por el momento de no saber y no poder andar solos, con un sencillo descuido puedo dejar o destruir lo poco de mi desarrollo. Por eso necesitamos apoyarnos de alguien que haya pasado por ahí o algún profesional que nos muestre las herramientas y saber cuál tomar o desarrollar para nuestro crecimiento personal.

El exceso de confianza y el egocentrismo nos lleva a creer que solos podemos y gracias a mi poder estoy donde estoy. Realmente que sucede aquí, estas personas pasan a encadenarse en la codicia, avaricia, engañados por su falso orgullo adquieren prestigio, sin darse cuenta se encuentran solos, pero en otro escenario del dolor y el sufrimiento.

La aceptación y la derrota a mi miso tienen que ser de una idea objetiva. La aceptación transforma la motivación, la derrota hace que la persona sea lo que antes no podía realizar. Así se tiene que admitir y derrotar en la zona en que hayamos o estemos sufriendo en esta vida.

Referencia:
[1] Jerzy Górecki (2019, 27 de julio). Girl Window Beauty - Free photo on Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 15 de marzo de 2020, de https://pixabay.com/photos/girl-window-beauty-hands-dreamy-4366034/

Comentarios