Un factor que impide el crecimiento de las personas | Blog

Con el paso del tiempo me di cuenta que algo no estaba bien en mí. Trabajos temporales, renuncias constantes, no durar en los trabajos, luego veo mi vida personal aun estancado, en lo sentimental soltero sin compromiso, en lo material absolutamente nada. Todavía me falta, tal vez quienes estén leyendo esto también, había una falta de disciplina, responsabilidad y madurez, año tras año en el mismo lugar sin salir adelante trabajando de sol a sol terminando el año en el mismo estado de confort pero este sitio ya me estaba hartando.
En una ocasión escuche que no podíamos intervenir en las decisiones de otras personas, todos hemos escuchado: “tenemos libre albedrío”. Todos tenemos derecho a decidir. Cuanto afectamos en la toma de decisiones de otros creyendo tener yo la respuesta, si las otras personas hacen lo que les digo todo estaría bien. Un ejemplo de cómo afectamos el desarrollo de otros seria el siguiente:

-Si ponemos un frijol a germinar en un vaso de vidrio con el tiempo crecerá, saldrá por el lado del frasco que esta descubierto. Si colocamos algo por encima de la planta buscara la forma de seguir creciendo, solo estaríamos haciendo sombra esto hará torcerse para encontrar la luz y seguir desarrollándose, provocando que crezca torcida- .

Imagen [1]

Lo mismo sucede cuando queremos influir en otras personas: amigos, hijos, pareja, familiares. Nos justificamos pensando en querer ayudar, este acto puede ser sincero en otras ocasiones no lo es porque el vendaje que nos ponemos con la justificación nos impide ver la realidad, dentro de esto sin razonarlo estaríamos pensando ser los héroes buscando el reconocimiento de ser nosotros sabios. Así nos volvemos la sombra que impide desarrollarse a otros.

Tanto papá como mamá hacen lo mejor, educar al hijo para que madure y se vuelva responsable no es nada fácil.

Mis padres fueron responsables, no hubo carencia económica el hoy por hoy les agradezco lo que hicieron por mí. Ellos no eran exigente conmigo en el lado económico, laboral, escolar, hasta cierto punto lo tenía todo. Trabajaba si, trabajo sin esfuerzo, no tenía grandes responsabilidades ni exigencias en la casa tampoco alguien quien dependiera de mí. ¿En qué momento esto se vuelve una sombra? Mis padres me lo dieron todo: estudio, comida, dinero y otras comodidades, a mí nunca me exigieron ni pidieron nada. 

Con el paso del tiempo me di cuenta que algo no estaba bien en mí. Trabajos temporales, renuncias constantes, no durar en los trabajos, luego veo mi vida personal aun estancado, en lo sentimental soltero sin compromiso, en lo material absolutamente nada. Todavía me falta, tal vez quienes estén leyendo esto también, había una falta de disciplina, responsabilidad y madurez, año tras año en el mismo lugar sin salir adelante trabajando de sol a sol terminando el año en el mismo estado de confort pero este sitio ya me estaba hartando.

“Por una falta de atención disciplinada, falta apropiado de fe, nos quedamos en el cómodo jardín de infancia espiritual. Casi inevitablemente nos sentimos insatisfechos, hemos llegado a una especie de atolladero incómodo y tal vez angustioso”. — Anónimo —.

Me empecé a sentir deprimido, preocupado, llegando a reprochar y culpar a todo, lo peor de esto me quejaba a la vez de nada.

Mi propio desarrollo se empezó a torcer en el momento que me deje llevar por la supuesta felicidad en no tener responsabilidades, al no tener ningún compromiso, no tener cosas materiales lo justificaba diciéndome: -Para que, al fin y al cabo cuando muera no me llevare nada-. Ganar poco dinero, en ocasiones algo extra sin tener la presión si alguien dependiera de mí, solo lo malgastaba volviéndose un mal habito, creyendo que no me sabia administrar. En lo sentimental no duraba mucho, me alejaba o se alejaban de mí, esto me llevo a relacionarme con personas toxicas por otro lado veían mi falta de madurez e irresponsabilidad. Consecuencias no tener nada y a nadie si lo tenía yo me alejaba. Posteriormente me freno en la vida si éxito sin deseos, preocupado por no saber qué está pasando conmigo intento de todo sin ningún resultado positivo. La desesperación por caminar en círculos se vuelve constante, fracaso tras fracaso.

“A menudo una calamidad inesperada o un gran trastorno emocional nos revela nuestra falta de desarrollo” — Anónimo —.

Respecto a mi crecimiento se llegó a afectar al no ver ni aceptar quien era y como vivía por estar corrigiendo y criticando a otros impedí mi crecimiento. Soy una persona que me gusta leer, ver documentales y leer buenas revistas científicas, el engaño viene cuando creo que por ser “intelectual” puedo criticar, corregir hasta juzgar a otras personas. Estar viendo a otros me descuide a mí mismo sin progreso alguno llega el auto engaño.

Empiezo a huir de mi realidad tratando de diagnosticar y comprender a os otros. Mi coherencia se distorsiona al dedicarle más tiempo a la lectura, internet, películas, imaginando que estoy sobre los demás diciéndoles cómo hacer y cómo vivir la vida. Mi intelecto desplazo mi realidad dedicándome a ver a otros menos a mí.

Alguna clase de demencia se manifiesta en mí. En mi vida real no existe ninguna clase de crecimiento ni desarrollo, por tal motivo mi mente se esconde detrás del “intelecto” fantaseando algo que no soy, entonces como la vida real no me dio lo que yo soñaba llevándome a crear otra personalidad, encontré un refugio; cuando salía de allí utilizaba lo que había leído, escuchado y visto, como escudo protector me da miedo que vean lo que soy. Quiere decir que mi conocimiento dista mucho de cómo vivo.

He entendido, para ser quien soy no necesito culpar a un pasado, ni a las personas, las circunstancias o la gente nos dicen o recuerdan nuestra falta de desarrollo  y crecimiento. El huir de mi pasado y mi presente realidad no me ayuda a comprender quien soy y en conjunto con mis errores pasados. Al reconocer como vivo, en donde vivo me permite seguirme desarrollando.

“Un descuido puede hacer que nos perdamos las mejores experiencias de la vida, puede retrasar seriamente el desarrollo que un Poder Superior espera que logremos aquí en la tierra” — Anónimo —.

Soy persistente, las situaciones por las que pase y sigo pasando se han vuelto poco a poco un aprendizaje no un fracaso. El dejar de ser engreído me ayuda a salirme de mi falsa realidad, dedico más tiempo a mi evitando no meterme en lo que no me corresponde, encontrando tolerancia ya que no ha logrado mucho me hace recordar que no tengo derecho a juzgar a la gente.

Mi familia no contribuyo en ser quien soy, yo en su lugar hubiera hecho lo mismo pero como eso no me corresponde no los culpare, lo que ellos me dieron fue a su capacidad y de corazón, ver los fracasos como errores no sirve de nada de ellos se pueden aprender, de esto recibir una lección para utilizarla como guía para mi progreso personal.

Referencia:
[1] BRUNA BRUNA (2016, 16 de diciembre). Son Pregnant Woman Shoe - Free photo on Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 15 de marzo de 2020, de https://pixabay.com/photos/girl-window-beauty-hands-dreamy-4366034/

Comentarios