Historias adultos
Mostrando entradas con la etiqueta Historias adultos. Mostrar todas las entradas

Hotel Rosa – Relato corto para adultos (Desapariciones)

En el noticiero se escucha un comunicado de ya más de 15 niños desaparecidos entre 1994 y 1995 en el mercado victoria y en sus alrededores en la ciudad de Puebla. El vigilante conto lo que había visto, narrando cada acción de Tomas Gutem y su caja musical respecto a los niños desaparecidos. Unos no creyeron, mientras otros respetaron sus palabras porque sabían lo de su hijo, otros simplemente se aguantaron la risa. Tomas Gutem, un señor muy conocido, no por el número de amistades o porque era muy agradable, si no por su extraña personalidad, pocas personas lo conocieron y es muy difícil saber de su pasado.
[Debemos cumplir todo aquello en lo que nos comprometemos, no solo a nosotros, sino también a terceras personas o seres divinos, ya que alguien nos está vigilando y si no cumplimos o se nos olvida, tarde o temprano nos lo vienen a cobrar y no solo alguien en persona, también con alguna enfermedad, accidente o mala suerte].

Dentro de mis memorias, recordando aquel hecho poco agradable, desgraciadamente por este insomnio que me visita todas las noches, trae a mi mente las voces y pisadas que hicieron levantarme una mañana de junio, junto al ligero viento frío.

La noche era silenciosa en el hotel rosa, hotel poco conocido entre la gente adinerada y de prestigio, aunque no es un hotel como vulgarmente se les llama: “de mala muerte”, es un hotel tranquilo como las madrugadas después de la lluvia y escaso frío en el zócalo de la ciudad de Puebla.

Día tras día, cuando me iba a descansar al hotel, siempre miraba aquel hombre extraño casi al final del pasillo, alto, flaco y en su boca un cigarrillo, ya que ahí se encontraba una llave del agua, los baños y una regadera, servicio que comparten las habitaciones económicas. Dicho hotel es de tres pisos, en medio esta libre al cielo y sus habitaciones alrededor.

Imagen [1]

Este hombre tenía una mirada enojada, fija, su quijada larga, labios resecos por el frio casi morados y de nariz larga. Observaba atentamente la habitación 113; cuando no se la pasaba solo fumando un cigarrillo recargado en el barandal, esta habitación esta frente a los servicios sanitarios.

Una madrugada, yo estaba acostado en la cama, la noche era silenciosa, debes en cuando se escuchaba el timbre para abrir las puertas al hotel a media noche, ya que lo cerraban por precauciones.

Alcance a escuchar las pisadas de unos botines subir las escaleras y con una música baja que alcanzaba a escuchar, era la de Kansas City de Los Beatles.

Como dos horas después, alcance a escuchar una discusión, lo poco que alcance a escuchar, era sobre una promesa, una deuda o algún compromiso. El eco de la noche hizo llegar a mis oídos un fuerte golpe en la pared y unos ruidos cuando alguien grita mientras le tapan la boca. De nuevo el silencio llego… otra vez la canción de Kansas City, las pisadas de los botines pero ahora arrastrando algo.

En la fresca mañana, los murmullos me levantaron, salí de la habitación, los huéspedes estaban todos despiertos, había policías que acordonaron los alrededores de la habitación 113, sobre esta habitación estaba un cuerpo colgado desde el  tercer piso con sangre en la cara, la habitación estaba con la puerta abierta y sobre la cama los ojos del individuo ahorcado.

Interrogaron a los huéspedes, solo hizo falta el hombre que mencione al principio que no volvió a aparecer, se realizó un retrato hablado, pues este hombre se supo que había fallecido en 1995, 17 años antes de este asesinato pero las huellas en el cadáver coincidían con este mismo hombre.

Diciembre 17, 1995.

La mañana fría en el centro de Puebla, adorna con tranquilidad la alegría de aquel hombre que le da cuerda a su caja musical la cual con sus sonidos cobija a los transeúntes que pasan cerca de él para transportarlos a la calma de la naturaleza, sin prisas ni vergüenzas.

Detrás de la caja musical un hombre alto y flaco, con una sonrisa grande, extraño entre los niños que lo escuchan y ven, pero un  oficio tan normal para los adultos.

Retirándose del lugar a paso lento, fastidiado o tal vez cansado, con una cara larga, se dirigió a una de las bodegas del mercado victoria, sentándose un rato sobre una caja.

Las voces del mercado, apenas se alcanzan a escuchar en donde se encuentra este señor descansando, dejando pasar el ruido entre su puerta media abierta.

Alcanzo a ver a un niño distraído, tomo su caja de música y le empezó a dar cuerda, el niño curioso entro, escuchando atentamente su música,  quedo paralizado. El hombre al ver esto, lanzo una sonrisa grande y malvada.

El niño se empezó a hacer pequeño y su cuerpo de trapo, volviéndose un muñequito. El hombre una vez visto que dejo de ser humano,  tomo el muñeco y empieza a comercializarlo en el mercado.

En el noticiero se escucha un comunicado de ya más de 15 niños desaparecidos entre 1994 y 1995 en el mercado victoria y en sus alrededores en la ciudad de Puebla.

En una reunión que realizó la gente que trabajaba en el mercado, se acordaron elaborar planes de más seguridad ya que lo que estaba sucediendo afectaba mucho en las ventas. Entre toda la gente que estaba reunida ahí, uno de los que vigilaba en el mercado que se encontraba hasta atrás dijo:

–Con todo el respeto que se merecen lo que les vengo a decir y a mostrar, no es objeto de burla, cuando estuve presente realmente no lo creía, pero mi hijo fue uno de los primeros desaparecidos aquí, el responsable es Tomas Gutem–.

El vigilante conto lo que había visto, narrando cada acción de Tomas Gutem y su caja musical respecto a los niños desaparecidos.

Unos no creyeron, mientras otros respetaron sus palabras porque sabían lo de su hijo, otros simplemente se aguantaron la risa.

–Aquí les dejo la evidencia grabada en video–. Dijo el vigilante.

Todos al ver el video odiaron a Tomas Gutem, satanizándolo por lo que hacía con los niños, convirtiéndolos en un trapo sin vida.

Al día siguiente por la mañana todos se reunieron y fueron con Tomas Gutem, le mostraron el video y una piedra sin saber de quien  fue cayo en la cara de Tomas, el grito de una señora se escuchó –Juro que de aquí no sales con vida–. Tomas contesto –Ellos se lo merecían, no juren ni prometan, porque si no lo cumplen yo mismo vendré por cada uno de ustedes–.

La multitud de gente enfurecida se fue en contra de él con palos, piedras y machetes, golpeándolo y castigándolo por lo que hacía con los niños hasta que quedo completamente sin vida.

Después de lo sucedido a Tomas Gutem, el mercado quedo temporalmente cerrado, conocido hoy como Plaza Victoria.

Tomas Gutem, un señor muy conocido, no por el número de amistades o porque era muy agradable, si no por su extraña personalidad, pocas personas lo conocieron y es muy difícil saber de su pasado.

En plena adolescencia, Tomas era ya una persona incomprensible y cerrada, proveniente de una familia adinerada y de buen prestigio, su verdadera madre falleció en 1958 tras el nacimiento de su primer hijo Tomas.

La delgadez de Tomas era demasiada que sus huesos se notaban, era cabezón, cara larga, alto, escaso cabello, ojeras, callado y de piel blanca; motivo para hacerlo objeto de burla.

6 de sus compañeros de la escuela eran quienes no lo dejaban en paz, burlas y maltrato físico eran ya parte de su vida diaria.

Ya estaba anocheciendo, Tomas se encontraba en la iglesia, hablando de todo lo que le hacían, el Padre de la iglesia lo escucho y se acercó a él, el Padre le dio una cajita musical diciéndole que con esto se acabarían todos sus problemas, le explico cómo funcionaba, pero para esto debía elegir al señor Asmodeo como su nuevo dios.

Días después, en el salón de clases, Bruno uno de los niños que lo molestaban pidió permiso para ir al baño, Tomas aprovechando que la maestra estaba distraída escribiendo en el pizarrón, salió detrás de Bruno sin que la maestra lo viera.

Una vez en los baños espero a que Bruno saliera del sanitario, al momento de abrir la puerta esta Tomas y lo empuja quedando Bruno sentado en el retrete, enseguida Tomas sin pensarlo dos veces saca la caja musical y la abre al escuchar esto Bruno instantáneamente se convierte en muñeco. Ya convertido, Tomas se lo lleva a su casa y lo quema.

Próximo a su siguiente víctima, Teresita, él la escucha hablar con una amiga en las escaleras de un edificio de la escuela.

–Siempre he querido un gatito, ahora que lo tengo me moriría si algo malo le pasara–. Dijo Teresita mientras acariciaba a su felino.

Día a día Tomas la seguía, aprovechando el momento dándose cuenta que cada vez se encariñaba Teresita con su mascota.

La oportunidad se aproxima, Teresita se encuentra sola en el parque sentada en una banca mientras se come una bolsita de frutas, Tomas llega y se para frente a ella, con una seriedad tan fría la ve a los ojos, él toma al gatito por el cuello y lo aprieta fuertemente… Teresita al ver esto se para, pero él fuertemente la empuja cayendo al suelo, va hacia ella y se pone en cuclillas, entre los dos pone a su gatito que está ahorcando que muy apenas puede defenderse, ella sin palabras y sin ruido por el shock de este suceso empieza a llorar, mientras su mascota casi en su rostro ve como muere lentamente, Tomas lo suelta cayendo muerto a las piernas de Teresita que está en el suelo.

Tomas se levanta y se retira del lugar sin decir palabra alguna.

Caída la noche, Tomas ahora entiende la satisfacción de desquitarse de la gente aprovechada, con la cajita musical era muy rápida la venganza.

Hablando con el demonio Asmodeo, dijo que prefiere eliminar a los seres queridos de las personas que lo tratan mal.

Referencia:
[1] 19dulce91 (2016, 13 de septiembre). Hotel Miedo Naranja - Foto gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 06 de enero de 2020, en https://pixabay.com/es/photos/hotel-miedo-naranja-pasillo-1640487/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

Karla - Relato corto para adultos

Conclusión: Los niños y niñas merecen nuestro respeto como adultos, todos somos conscientes de lo que puede suceder en la infancia, no nos cuesta nada valorarlos y apoyarlos. El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios [2]. Consideremos que el hecho de terminar con problemas de alcoholismo no debemos discriminar a estas personas. Cuando Karla creció su patrón la empezó a seducir y se enamoró de ella teniendo a un hijo. Pero él era una persona malvada y le quito a su niño llevándoselo a vivir junto con su esposa ya que ambos no podían concebir hijos.

Karla era una niña de once años, nacida en un pueblito de Oaxaca, su padre con algunos problemitas con el alcohol y adicto a las apuestas, ella era la menor de siete hermanos de una familia humilde y de bajos recursos económicos.

Un día su padre se puso una buena borrachera que casi lo perdía todo y al no tener nada que ofrecer aposto a su pequeña hija ya que su obsesión por las apuestas era mucho más grande.

Imagen [1]

A la mañana siguiente tocaron fuertemente la puerta de su casa, era un hombre que fue a reclamar a la pequeña como si fuera de su propiedad.

Este señor se llevó a la niña a vivir a la Ciudad de México. Tanto el cómo su esposa le dieron asilo y trabajo dentro de su casa con la servidumbre, ellos eran personas de negocios y pequeñas empresas.

Cuando Karla creció su patrón la empezó a seducir y se enamoró de ella teniendo a un hijo… Pero él era una persona malvada y le quito a su niño llevándoselo a vivir junto con su esposa ya que ambos no podían concebir hijos. Cada día que Karla pasaba en esta casa veía al pequeño crecer,  con depresión y tristeza solo soñaba con un día en poder abrazarlo y contarle toda la verdad. Pero la suerte de ella iba a ser completamente distinta por que se embarazo por segunda vez, la esposa de su patrón se dio cuenta que ella era una amante para su marido y sin escrúpulo alguno le arrebato a su hijo quitándole todo lo que tenía, dejándola en la calle con su moral hasta los suelos.

Karla sin saber que hacer término en una tristeza profunda y cada día se hundía en el alcohol, con el paso del tiempo empezó a caminar sin rumbo fijo creyendo que su vida y esta vida solo eran un sueño, al borde de la locura acabo vagando en las calles de las Ciudad de México.


Conclusión
Los niños y niñas merecen nuestro respeto como adultos, todos somos conscientes de lo que puede suceder en la infancia, no nos cuesta nada valorarlos y apoyarlos. El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios [2]. Consideremos que el hecho de terminar con problemas de alcoholismo no debemos discriminar a estas personas.

Referencia:
[1] Bessi (2016, 23 de noviembre). Niña Triste Preocupado - Foto gratis en Pixabay [Fotografía].Recuperado el 01 de enero de 2020, en https://pixabay.com/es/photos/ni%C3%B1a-triste-preocupado-ni%C3%B1o-1843477/
[2] Naciones unidas (s/f). Declaración de los Derechos del Niño (Articulo web). Recuperado el 01 de enero de 2020, en https://www.un.org/es/events/childrenday/declaration.shtml

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

Historia de la no historia de Joaquín - Relato corto para adultos

Conclusión: Si conoces a alguien con violencia intrafamiliar, si existe la posibilidad debemos apoyar a esta gente, ellos creen que están completamente solos y no conocen una alternativa de solución para este tipo de problemas. La falta de orientación e información lo convirtieron en medio humano y medio animal. Desgraciadamente la primavera llego conociendo a una jovencita, ambos, con el calor de esa época, formaron un volcán, pero en lugar de arrojar lava, arrojaban ignorancia por todos lados, trayendo a este mundo a un hijo. Fueron padres entre los 15 o 17 años, no se sabe aún.
Esta es la historia de la no historia, de un hombre que vio caer un sueño, convirtiendo al cielo en una lluvia de estrellas, desvaneciendo cada luz del cielo, volviéndola fugaz, dejando al cielo totalmente oscuro.

Es la historia de la no historia de un tal Joaquín, exactamente nadie conoce bien su vida, pero lo que les contare, es lo que cantaban las hurracas de su colonia.

La monotonía de una vida, volvió a Joaquín cansado y viejo, su juventud absorbida por algunos malos maestros en las escuelas, lo hicieron alejarse de las sabias lecturas en la biblioteca.

Imagen [1]

La falta de orientación e información lo convirtieron en medio humano y medio animal. Desgraciadamente la primavera llego conociendo a una jovencita, ambos, con el calor de esa época, formaron un volcán, pero en lugar de arrojar lava, arrojaban ignorancia por todos lados, trayendo a este mundo a un hijo. Fueron padres entre los 15 o 17 años, no se sabe aún.

Poco a poco la felicidad se iba…

El trabajo mal pagado se terminaba, cada día falta de empleos con la miseria de $800 semanales o $1500 a la quincena se agotaba, si quería ganar más o menos debía trabajar todo el día como animal, olvidándose que tenía una familia.

Los años pasaban, escasos trabajos, hambre, desesperación e ignorancia, lo acercaron al alcohol. Sin olvidar lo medio animal, impedía a la mujer ayudar, a Joaquín el alcohol lo fue transformando, su coraje y desesperación para sacar adelante a su familia se convirtió en violencia, golpeando a su mujer e hijo, celos inventados y peleas diarias eran ya comunes en ese hogar.

Producto de un mal gobierno, menos empleos, se gasta más de lo que se gana, donde según la educación es gratuita, llevo a Joaquín un día a emborracharse tanto que cuando fue a dormir, jamás despertó.

Hoy en día, la esposa de Joaquín, moribunda de los golpes que le daba él y sus tontos celos que no la dejaban salir de la casa, termino sin saber hacer nada, solo dar tristeza en la calle pidiendo limosna. Su hijo sin estudios, acabo vendiendo dulces en la calle, cada moneda que se gana, la invierte en thinner y un trapito para inhalarlo, no por adicción, si no para olvidar la triste vida de su mamá y papá, porque cada uno de ustedes son iguales a sus padres, solo que en diferente situación y ustedes diariamente se los recuerdan.


Conclusión
Si conoces a alguien con violencia intrafamiliar, si existe la posibilidad debemos apoyar a esta gente, ellos creen que están completamente solos y no conocen una alternativa de solución para este tipo de problemas.

Referencia:
[1] Isabella Quintana (2014, 24 de septiembre). Opresión Mujer Violencia - Foto gratis en Pixabay  [Fotografía]. Recuperado el 30 de diciembre de 2019, en https://pixabay.com/es/photos/opresi%C3%B3n-mujer-violencia-barbie-458621/

Descargar/Imprimir en PDF  Epub
Leer más>>

Callejón del beso - Relato

AVISO: Esta no es la leyenda que originalmente se cuenta en Guanajuato, México. Creo que a muchos nos ha pasado, nos llegan tantas dudas, muchas no tienen la respuesta de inmediato y no sabes a quien recurrir. Cada parte de nuestro ser va cambiando, tanto físico como mental. Soy como cualquier muchacho que no recuerda como fue cuando le empezó a salir la barba o cuando se acostumbró al olor de sus axilas o que al llegar con sus amigos levanta su frente en alto.
AVISOEsta no es la leyenda que originalmente se cuenta en Guanajuato, México

Recuerdo aquel día, cuando un pequeño rayo del sol entraba con mucho esfuerzo a través de la ventana, mi abuela me dijo: –En ocasiones, cuando las manzanas y piñas son más, se acostumbran entre ellas, pero llega otra fruta y la ven fea solo por no ser como ellas–.

Hoy entiendo lo que me decía mi abuela, por eso decidí ser naranja. Soy German, una persona como tú, como el señor que se voltea a ver a otro lado, la señora que no pestañea, el niño en su patineta y la niña en su bicicleta o como cualquier joven que no sabe aún cuál es la dirección correcta.

Soy como cualquier muchacho que no recuerda como fue cuando le empezó a salir la barba o cuando se acostumbró al olor de sus axilas o que al llegar con sus amigos levanta su frente en alto.

Crecí en un lugar lleno de nopales bigotones con sombrero grande y duraznos muy bellos de falda larga.

¿Hemos nacido para la guerra, para la discriminación o para vivir en un mundo tranquilo sin indiferencias?

–Me llamo German y esto es solo un trozo roto de papel de mi vida–.

Creo que a muchos nos ha pasado, nos llegan tantas dudas, muchas no tienen la respuesta de inmediato y no sabes a quien recurrir. Cada parte de nuestro ser va cambiando, tanto físico como mental… De nuevo la duda, el miedo y la falta de información nos acerca a sentarnos bajo aquella fotografía color sepia de la antigüedad que tiene el rincón frio de la casa.

Imagen [1]

Aun no sé si sea la necesidad humana de tener a alguien a nuestro lado, conforme pasa el tiempo necesito el abrazo de una cálida piel, cantándome una canción al oído bajo la fría marea de personas que pasan a mí alrededor en aquellos estrechos caminos en Guanajuato.

Mis padres parecen no entender, la ayuda de mis amigos no se encuentra.

Un día mientras me encontraba en un partido de futbol, en las gradas hubo una persona que me llamo mucho la atención, la cual fue fácil acercarme porque estaba entre conocidos.

Días después me encontré a la misma persona de las gradas, con un poco de temor me acerqué, una extraña sensación invadía mis piernas, ¿Por qué?, solo por el simple hecho de pensar del qué pensarían los demás, pero noche a noche tomaba confianza en mí y me dirigí a la banca en donde estaba esperando el autobús.

Cada día que pasaba los miedos desaparecían y la confianza entre los dos crecía, nos veíamos más seguido, incluso en ocasiones salíamos a comer o a pasear.

Mis padres sospechaban, sabía que no les agradan mis ideas y pensamientos, para mí fue muy difícil caminar en sentido contrario a los demás, siguiendo el pasillo de la poca claridad para algunos. Lo único que quiero es estar con una persona igual a mí, pero en fin quizás este no sea nuestro destino.

–No fue mi decisión, yo no elegí ser rojo o amarillo, lo que soy es una mezcla de ambos–.

Casi al anochecer nos vimos cerca de su casa, un atardecer rápido con la persona que me hacía sentir bien. Sentados en aquel estrecho callejón en el tercer escalón, le platique los planes y disgustos de mis padres hacia mi persona y que en unos días me tendría que ir de Guanajuato.

Antes de despedirme para ir a casa, rompí aquellas cuerdas de los prejuicios sociales, fue un silencio largo para mí, después le dije que ya me iba por que era un poco tarde, tome su mano sin pensar lo que diría, a pesar de que no estábamos muy separados fue largo el camino para llegar a sus labios; mi mano izquierda toco su barbilla, deslizándose suavemente por su mejilla, dejando mi dedo pulgar en su oreja, mi mano quieta mientras los otros dedos masajeaban detrás de su oreja, ambos nos acercamos juntando nuestros labios.

Aquella experiencia fue como un río cayendo desde las montañas, mientras caía tocando a la madre tierra, sus aguas se pintaban de múltiples colores, al chocar contra mi pecho, el agua coloreaba mi sangre; caballos marinos con diminutas alas venían por mí, dejándome sobre una nube de piedra hasta arriba de la montaña.

Mis padres y algunos amigos fueron a despedirse de mí a la central de autobuses, Sandra una de mis amigas, apartándome de los demás me entrego una carta y también tenía que decirme algo importante:

–Raúl anoche fue asaltado, durante el asalto ocurrió un terrible accidente, él se resistió, pero el ladrón le clavó un cuchillo, no alcanzo a llegar a su casa, perdiendo la vida a medio camino–.

Soy German y hoy en día me atrevo a decir que Raúl fue a la primera persona que ame, el falleció en el callejón donde nos dimos nuestro primer beso.

Huyendo de ideas terrenales y rompiendo leyes celestiales, encuentro mi identidad, eliminando temblores interiores, llevo mi alma a cantar en soledad con melodías de libertad, buscando el arma que me proteja la vida y asesinar la discriminación en todas las formas en que se aparece.

Referencia:
[1] RD LH (2018, 28 de julio) City Gate Tom - Gratis foto på Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 20 de diciembre de 2019, de https://pixabay.com/no/photos/city-gate-tom-quiet-provence-3864462/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>