Entradas

Historias adultos

Hotel Rosa – Relato corto para adultos (Desapariciones)

Imagen
En el noticiero se escucha un comunicado de ya más de 15 niños desaparecidos entre 1994 y 1995 en el mercado victoria y en sus alrededores en la ciudad de Puebla. El vigilante conto lo que había visto, narrando cada acción de Tomas Gutem y su caja musical respecto a los niños desaparecidos. Unos no creyeron, mientras otros respetaron sus palabras porque sabían lo de su hijo, otros simplemente se aguantaron la risa. Tomas Gutem, un señor muy conocido, no por el número de amistades o porque era muy agradable, si no por su extraña personalidad, pocas personas lo conocieron y es muy difícil saber de su pasado.
[Debemos cumplir todo aquello en lo que nos comprometemos, no solo a nosotros, sino también a terceras personas o seres divinos, ya que alguien nos está vigilando y si no cumplimos o se nos olvida, tarde o temprano nos lo vienen a cobrar y no solo alguien en persona, también con alguna enfermedad, accidente o mala suerte].

Dentro de mis memorias, recordando aquel hecho poco agrad…

Karla - Relato corto para adultos

Imagen
Conclusión: Los niños y niñas merecen nuestro respeto como adultos, todos somos conscientes de lo que puede suceder en la infancia, no nos cuesta nada valorarlos y apoyarlos. El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios [2]. Consideremos que el hecho de terminar con problemas de alcoholismo no debemos discriminar a estas personas. Cuando Karla creció su patrón la empezó a seducir y se enamoró de ella teniendo a un hijo. Pero él era una persona malvada y le quito a su niño llevándoselo a vivir junto con su esposa ya que ambos no podían concebir hijos.

Karla era una niña de once años, nacida en un pueblito de Oaxaca, su padre con algunos problemitas con el alcohol y adicto a las apuestas, ella era la menor de siete hermanos de una familia humilde y de bajos recursos económicos.
Un día su padre se puso una buena borrachera que casi lo perdía todo y al no tener nada que ofrecer aposto a su pequeña hija ya que su obsesión por las apuestas era mucho má…

Historia de la no historia de Joaquín - Relato corto para adultos

Imagen
Conclusión: Si conoces a alguien con violencia intrafamiliar, si existe la posibilidad debemos apoyar a esta gente, ellos creen que están completamente solos y no conocen una alternativa de solución para este tipo de problemas. La falta de orientación e información lo convirtieron en medio humano y medio animal. Desgraciadamente la primavera llego conociendo a una jovencita, ambos, con el calor de esa época, formaron un volcán, pero en lugar de arrojar lava, arrojaban ignorancia por todos lados, trayendo a este mundo a un hijo. Fueron padres entre los 15 o 17 años, no se sabe aún.
Esta es la historia de la no historia, de un hombre que vio caer un sueño, convirtiendo al cielo en una lluvia de estrellas, desvaneciendo cada luz del cielo, volviéndola fugaz, dejando al cielo totalmente oscuro.
Es la historia de la no historia de un tal Joaquín, exactamente nadie conoce bien su vida, pero lo que les contare, es lo que cantaban las hurracas de su colonia.
La monotonía de una vida, volvió…

Callejón del beso - Relato

Imagen
AVISO: Esta no es la leyenda que originalmente se cuenta en Guanajuato, México. Creo que a muchos nos ha pasado, nos llegan tantas dudas, muchas no tienen la respuesta de inmediato y no sabes a quien recurrir. Cada parte de nuestro ser va cambiando, tanto físico como mental. Soy como cualquier muchacho que no recuerda como fue cuando le empezó a salir la barba o cuando se acostumbró al olor de sus axilas o que al llegar con sus amigos levanta su frente en alto.
AVISOEsta no es la leyenda que originalmente se cuenta en Guanajuato, México
Recuerdo aquel día, cuando un pequeño rayo del sol entraba con mucho esfuerzo a través de la ventana, mi abuela me dijo: –En ocasiones, cuando las manzanas y piñas son más, se acostumbran entre ellas, pero llega otra fruta y la ven fea solo por no ser como ellas–.
Hoy entiendo lo que me decía mi abuela, por eso decidí ser naranja. Soy German, una persona como tú, como el señor que se voltea a ver a otro lado, la señora que no pestañea, el niño en su p…