Estemos alerta ante el COVID-19 en México. No compartamos información falsa.
México, OMS y #QuédateEnCasa
Historias infantiles
Mostrando entradas con la etiqueta Historias infantiles. Mostrar todas las entradas

La abejita Alondra - Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: Los que son perezosos solo les llega la pobreza. El que es justo y trabajador nunca pasa hambre. La abejita Alondra se quedó sola ese invierno tampoco le gustaba estar encerrada en el panal, sus tripas le gruñían y paso varios días sin comer. Por fin se animó a pedirles algo de comer a las otras abejas que vivían en el panal, ellos a cambio de comida le pedían hacer algo de trabajo pues la miel no es gratis, con tal de no trabajar prefería morirse de hambre.
En una primavera como cualquier otra, donde todos los animales salen a ver y apreciar la naturaleza, se encontraba Alondra una de las abejitas más juguetonas que pudiera existir.

Todas las mañanas se levantaba para ver el sol salir, observaba los girasoles muy atentamente para darse cuenta del movimiento que hacen para estar frente al sol.

Había algo no tan bueno de ella: trabajar. Todas las abejas se despertaban desde muy temprano a recolectar miel. Su papá y mamá siempre le decían que dejara de andar jugando primero debía terminar sus labores, al parecer no escuchaba a nadie ella prefería irse al campo de flores así nadie la molestaría.

Imagen [1]

La primavera no es eterna llegando pronto el invierno en esta ocasión, mientras su papá y mamá tuvieron que quedarse en otro panal en lo que pasaba el invierno. Fuertes tormentas de nieve azotaron en aquel lugar.

La abejita Alondra se quedó sola ese invierno tampoco le gustaba estar encerrada en el panal, sus tripas le gruñían y paso varios días sin comer. Por fin se animó a pedirles algo de comer a las otras abejas que vivían en el panal, ellos a cambio de comida le pedían hacer algo de trabajo pues la miel no es gratis, con tal de no trabajar prefería morirse de hambre.

Pasaron muchos días de invierno hasta que Alondra ya no aguantaba más el hambre… Se puso a trabajar para ganarse algo y sobrevivir el invierno

Moraleja
Los que son perezosos solo les llega la pobreza. El que es justo y trabajador nunca pasa hambre.

Referencia:
[1] Anna Tauzzi (2015, 09 de noviembre). Abeja Wasp Gracioso - Gráficos vectoriales gratis en Pixabay [Ilustración]. Recuperado el 22 de marzo de 2020, de https://pixabay.com/es/vectors/abeja-wasp-gracioso-lindo-insectos-1021533/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

El cerdito egoísta – Cuento infantil corto con moraleja

Moraleja: Las buenas personas no padecen hambre, en cambio los malvados quedan siempre insatisfechos. Este cerdito egoísta a pesar de no envidiar a nadie empezó a sentir necesidad de sobresalir entre los demás a tal grado de querer acumular cosas y presumir a todos. Cuando se volvió adulto, el cerdito egoísta tuvo grandes bodegas llenas de tesoros, logro tener casi todo lo que él quería. Si veía a alguien pobre se burlaba, con otros, si el cerdito observaba que ellos poseían algo que él no.
Aunque alguien venga de una buena familia, alguno de ellos sin darse cuenta puede tomar otro camino.

Esta era una familia de cerditos solo tuvieron dos pequeños hijos, ambos fueron felices desde pequeños, recibieron lo mismo; amor, tiempo, diversión. No existía ninguna preferencia, les daban todo por igual.

Uno de los cerditos aprendió a compartir, el otro le costaba mucho trabajo dar o regalar algo. Uno de ellos creció con la idea de ayudar a otros mientras el otro se fue volviendo muy egoísta.

Imagen [1]
Este cerdito egoísta a pesar de no envidiar a nadie empezó a sentir necesidad de sobresalir entre los demás a tal grado de querer acumular cosas y presumir a todos.

Cuando se volvió adulto, el cerdito egoísta tuvo grandes bodegas llenas de tesoros, logro tener casi todo lo que él quería. Si veía a alguien pobre se burlaba, con otros, si el cerdito observaba que ellos poseían algo que él no… hacia lo posible por conseguirlo si no lo lograba se los robaba.

Cada noche llegaba a alguna bodega, se sentía triste y solo, para no tener esa sensación buscaba a quien presumir, conseguir o robar para estar bien.

En una ocasión fue a ver a su hermano y rompiendo en llanto le hablo de lo mal que estaba, su hermano le dijo: -Hay algo, pero no lo has podido tener no se compra ni se roba, eso que no tienes son amigos para adquirirlos necesitas amarte y respetar. Debes dar y compartir sin recibir algo a cambio, esto es hacerlo de corazón-.

Moraleja
Las buenas personas no padecen hambre, en cambio los malvados quedan siempre insatisfechos.

Referencia:
[1] Frauke Feind (2015, 03 de abril). Cerdos Animales Cifras - Foto gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 14 de febrero de 2020, en https://pixabay.com/es/photos/cerdos-animales-cifras-cerdito-703649/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

El duende y el ogro – Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: Las ganancias que se roban no se aprovechan; una vida justa y honrada te lleva a la buena vida y felicidad. Un día se enteró de lo que tenía el duende José, ambos trabajaban en la misma fábrica pero el malvado ogro empezó a tenerle envidia, robando algunos sueños que estaban en la fábrica, culpando al duende que él había sido el principal ladrón. Posteriormente lo corrieron. El ogro esa noche le contó toda la verdad al duende, José solo sonrió brindándole una oportunidad de ser amigos.
En la aldea del sueño eterno todo parecía ir bien, la gente de esta aldea es muy trabajadora. En una fábrica de sueños laboraba el duende José, era muy activo y entusiasta, casi nunca fallaba por llevar los mejores sueños a la gente de la aldea.

Como en todo lugar no siempre se puede vivir de maravilla, el ogro Félix no complacido con lo que tiene fue seducido por la envidia.

El ogro era muy gruñón, la paciencia era una virtud con la cual no contaba, sus sueños y deseos decía él: – Tardan mucho en llegarme a pesar que me esfuerzo mucho –.

Imagen [1]

Un día se enteró de lo que tenía el duende José, ambos trabajaban en la misma fábrica pero el malvado ogro empezó a tenerle envidia, robando algunos sueños que estaban en la fábrica, culpando al duende que él había sido el principal ladrón. Posteriormente lo corrieron.

El ogro aprovecho lo que tenían los sueños, estos contenían dinero, mansiones y joyas. Al tener todo esto el ogro Félix todos los días realizaba fiestas en su mansión. Así empezó a faltar su trabajo hasta que lo corrieron.

No solo se conformó con fiestas como ya tenía más libertad empezó hacer viajes por el mundo, ir a lugares donde se hacen apuestas de dinero, sin darse cuenta lo perdió todo.

Una noche de invierno el ogro (por supuesto malgasto y perdió todo hasta quedar en la calle, sin amigos y con hambre) fue a tocar la puerta de una casa, para su sorpresa era el duende José quien vivía ahí. Lo invito a pasar la noche, le dio comida y ropa.

El ogro esa noche le contó toda la verdad al duende, José solo sonrió brindándole una oportunidad de ser amigos.

Moraleja
Las ganancias que se roban no se aprovechan; una vida justa y honrada te lleva a la buena vida y felicidad.

Referencia:
[1] Enrique Meseguer (2018, 10 de noviembre). Mushroom House Forest - Free photo on Pixabay [Ilustración]. Recuperado el 30 de enero de 2020, en https://pixabay.com/photos/mushroom-house-forest-wood-fantasy-3800390/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

El sapo que se enamoró de una mosca - Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: No juzgues por las apariencias sin antes conocer algo o a alguien. Probablemente pudieras perder un gran amigo o el amor de tu vida. Cuida a la naturaleza y a los que te rodean. Sin avisar el ritmo de sus corazones los unió, comprendían su naturaleza y que juntos no debían estar, pero hicieron a un lado sus instintos el sapo y la mosca se amaron en todo momento, siendo muy felices. Pero la avaricia siempre existió; la raza humana con su corazón destructor envió grandes máquinas de metal de su interior despedían humo con mal olor, aniquilaban árboles, plantas y uno que otro animalito.
Bajo el templo de la tranquilidad que viaja a través de un algodón sobre el viento, se narra un relato sobre el croac de los sapos.

En un distante lago, lejos de la selva cotidiana de concreto se dan a notar unos grandes ojos saltones que por el brillo de la luna adornan este lago.

Imagen [1]

Sintiéndose indiferente, el sapito pasa horas sentado en una roca contemplando a las nubes, tan solo con una larga soledad, triste y sin amigos. Cada noche arrojaba al lago una lágrima casi parecida a la del cocodrilo.

Una tarde mientras el sapito paseaba entre la hierba y árboles escucho una voz pidiendo auxilio, acercándose el, se percató de que era una mosca atrapada en una telaraña, el sapito muy amable la libero y le pregunto:

- ¿Se encuentra usted bien, le puedo servir en algo? -.

La mosca paralizada sin saber qué hacer salió huyendo lo más rápido posible.

La noche siguiente la mosca desde lejos vio al sapito muy triste varias horas, hasta que por fin se le fue el miedo tomo valor y se acercó, ambos platicaron hasta amanecer.

Se hicieron grandes amigos el sapo y la mosca, día y noche estaban juntos cantaban mientras uno saltaba y la otra volaba alrededor del lago.

Sin avisar el ritmo de sus corazones los unió, comprendían su naturaleza y que juntos no debían estar, pero hicieron a un lado sus instintos el sapo y la mosca se amaron en todo momento, siendo muy felices.

Pero la avaricia siempre existió; la raza humana con su corazón destructor envió grandes máquinas de metal de su interior despedían humo con mal olor, aniquilaban árboles, plantas y uno que otro animalito.

Muy rápido fueron entendiendo que no podían combatir contra esos gigantes; casas, edificios, calles y puentes fueron acabando con la naturaleza verde, escasos refugios había para esconderse de aquella masacre.

Cuando el viento se detuvo se escuchó un gran silencio una calma enorme, los pocos animales que quedaban vieron como las maquinas forzaron a la noche volverse de día, ¡Ahora la raza humana trabaja día y noche! Los animalitos no sabían que hacer… un tremendo árbol cayó sobre su escondite no todos lograron salir de ahí pronto, entre ellos, la mosca no logro escapar.

El sapito triste la cargo dejando caer una lagrima sobre ella, un fuerte viento la elevo al cielo. El sapito le empezó a cantar y una nube grandota se empezó a formar, el trueno cayo y la luz desapareció trayendo oscuridad y una lluvia se dejó venir a la tierra.

Los sapos se dieron cuenta que con la lluvia no podían construir, ni continuar destruyendo la naturaleza.

Es por eso que cuando ven una nube grandota empiezan a cantar los sapos una canción a la mosca, para que haga llover desde allá arriba.

El sapito ahora conoce como querer con el corazón y sabe que algún día volverá a estar al lado de su dulce y amada mosca.

Moraleja
No juzgues por las apariencias sin antes conocer algo o a alguien. Probablemente pudieras perder un gran amigo o el amor de tu vida. Cuida a la naturaleza y a los que te rodean.

Referencia:
[1] eloneo (2009, 14 de abril) Madera Rebanada Leñador - Foto gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 28 de diciembre de 2019, en https://pixabay.com/es/photos/madera-rebanada-le%C3%B1ador-bosque-4130542/

Descargar/Imprimir en PDF  Epub
Leer más>>

El conejo en la luna y el arcoíris - Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: Nunca te olvides de los más indefensos, ayúdalos y no te rindas ante las maldades que crea la vida, por ser valiente tu heroísmo será recompensado por la eternidad. El demonio empezó a hacer sus maldades en la tierra, dándoles a los humanos avaricia, poder, corrupción. Aprovechándose que el Dios Sol estaba distraído, en el planeta tierra había talas de árboles incontrolables, excesos de combustibles y desperdicio de agua potable. El Dios Sol, para no olvidar jamás ni dejar solos a los seres humanos y al planeta tierra, les dio como regalo un arcoíris, como pacto entre el cielo y la tierra. La naturaleza por fin volvió a la normalidad.
Hace un montón de años, se cuenta la leyenda entre los pueblos indígenas que el Dios Sol, enfurecido de ver como la maldad y envidia invadía a las personas, decidió bajar a la tierra, y quemar todos los cultivos que tenían dejándolos con hambre hasta que la maldad se fue, pero por desgracia también se llevó a algunas personas.

Años después, según las memorias del pasado, la profecía que se contaba siglos atrás, era que la maldad iba a tener la posibilidad de transformarse en persona.

Un demonio vestido de mujer apareció, viajando de la tierra hasta el cielo, haciendo un pacto con la luna, este trato era que la luna por fin iba a tener luz propia, mientras el demonio se quedaría con el planeta tierra, solo tenían que encargarse del Dios Sol.

Imagen [1]

La luna con engaños empezó a distraer al Dios Sol seduciéndolo.

El demonio empezó a hacer sus maldades en la tierra, dándoles a los humanos avaricia, poder, corrupción. Aprovechándose que el Dios Sol estaba distraído, en el planeta tierra había talas de árboles incontrolables, excesos de combustibles y desperdicio de agua potable.

Una vez que la luna sedujo al Sol, se formó un eclipse, dejando al planeta tierra casi en total oscuridad.

Un conejo arto de la maldad que había en la tierra, ya que le habían quitado su hogar y su alimento, empezó a reunir a todos los animales de la tierra, agua y aire para combatir contra la maldad. Un delfín le dijo al conejo que debían construir un barco grande para los animales, porque en el mar había huecos que harían un temblor y se inundaría la tierra.

La maldad de la tierra era mucha, incendios forestales, tormentas, terremotos, calentamiento global, maremotos, agua contaminada, una atmósfera desgastada y rota.

Gran parte de la tierra estaba inundada, el conejo en el barco aprovecho una gran ola de un maremoto para que lo dejara cerca del cielo. Una vez cerca, el conejo salto a la luna y se enfrentó contra ella, la batalla duro cuarenta días y cuarenta noches, ganando el conejo.

El Dios Sol por fin despertó y bajo a la tierra haciéndose cargo del demonio que trajo maldad a los humanos. El Dios Sol eligió al conejo para que lo cuidara de la luna, pero como recuerdo para los animalitos, cada noche tranquila y de paz dibuja al conejo sobre la luna como ganador. Como castigo a la luna por quererse robar la luz del sol, cada veintiocho días, prende fuego a la luna, algunos la llaman luna llena.

El Dios Sol, para no olvidar jamás ni dejar solos a los seres humanos y al planeta tierra, les dio como regalo un arcoíris, como pacto entre el cielo y la tierra. La naturaleza por fin volvió a la normalidad.


Moraleja
Nunca te olvides de los más indefensos, ayúdalos y no te rindas ante las maldades que crea la vida, por ser valiente tu heroísmo será recompensado por la eternidad.

Referencia:
[1] MJ Jin (2016, 3 de noviembre). Conejo Luna Noche - Imagen gratis en Pixabay [Ilustración]. Recuperado el 27 de diciembre de 2019, en https://pixabay.com/es/illustrations/conejo-luna-noche-cielo-vacaciones-1784837/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

El hada de la cuna lunar - Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: Los niños y niñas deben dormirse temprano, porque en la noche alguien malvado puede ocasionarles un daño, pero si quieren salir deben hacerlo con un adulto para que nada malo les suceda. Vanesa una de las hadas princesas que estaba entrenando para cuando se convirtiera en reina cuidaría los montes altos de los cerros. En esos días la vida podría parecer tranquila dentro de las faldas de los cerros cubiertos de monte, pero al salir de este lugar la vida era tan distinta.
Hace tiempo se cuenta que cuando se pone la luna de forma de cuna, un hada del tamaño de una hoja con la sonrisa hermosa y ojos grandes de color de la miel sale por las noches a cuidar a todos los pequeños y bebes.

No se sabe muy bien cuando empezó la siguiente historia que te voy a contar.

Vanesa una de las hadas princesas que estaba entrenando para cuando se convirtiera en reina cuidaría los montes altos de los cerros. En esos días la vida podría parecer tranquila dentro de las faldas de los cerros cubiertos de monte, pero al salir de este lugar la vida era tan distinta.

Imagen [1]

En estos días no había noche por que un ogro con un solo ojo, gordo y gigante obligaba a las luciérnagas a mantener su luz encendida todo el día; a los pequeños duendes los tenia trabajando todo el tiempo y si fuera poco las fabricas producían demasiada contaminación por tal motivo hoy en día las luciérnagas no se pueden mantener con luz por eso se apagan y prenden, los duendes son tan pequeños por que no dormían ni comían.

Esta situación duro por muchos años y cada día que pasaba había menos duendecillos, ese lugar era desastroso y lleno de maldad.

Los ogros no eran tan inteligentes, poco a poco se les fueron acabando los alimentos cada vez había menos esclavos hasta que en una ocasión uno de los ogros escucho vocecillas hasta arriba del cerro. ¿Cómo la oyó? Pues cada día había menos esclavos y trabajo entonces este lugar se hacía silencioso.

Estos malvados ogros esperaban la noche, pero como no había luz no veían así que esperaban a que llegara la forma de la luna en cuna para ir por los pequeños y los bebes para llevárselos de esclavos para que trabajaran para ellos.

Pero la hada Vanesa ahora convertida en reina se enteró de lo sucedido, sin temor convoco a miles de hadas, duendes y luciérnagas para terminar con los malvados ogros junto con sus robos, contaminación y esclavitud.

El hada Vanesa era muy buena y honesta, siempre entrenaba duro para llegar a ser reina, así que todo esto le favoreció y se le unieron las serpientes, mosquitos y aves para derrotar a los malos del lugar, gracias a su bondad y la unión entre ellos ganaron.

Desde ese entonces los pequeños no deben andar tan noche fuera de casa, pero cada vez que la luna tiene forma de cuna la hada Vanesa cuida la noche para que nadie se lleve a los niños.


Moraleja
Los niños y niñas deben dormirse temprano, porque en la noche alguien malvado puede ocasionarles un daño, pero si quieren salir deben hacerlo con un adulto para que nada malo les suceda.

Referencia:
[1]Stefan Keller (2018, 30 de Julio). Fantasía Elf Niño - Foto gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 24 de diciembre de 2019, de https://pixabay.com/es/photos/fantas%C3%ADa-elf-ni%C3%B1o-chica-alegr%C3%ADa-3601952/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

El conejo en la luna - Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: No juegues o bromes con cosas que no conoces y puedan ser peligrosas, ayuda a los más indefensos y tu recompensa será muy grande, pero toma tus precauciones. Su sorpresa fue tanta que saltaba y corría de la emoción pero al no saber lo que sucedería con estas chispas no tomo sus precauciones, entre tanto salto, en uno de esos hombres cayo una chispa en su pelaje y rápidamente se llenó de fuego algo que ellos aún no conocían. Salió corriendo rápidamente de la cueva lleno de fuego y se arrojó al suelo dando vueltas.
Hace millones de años cuando el hombre aún era primitivo, los animales del planeta tierra pasaron a ser los más inteligentes y audaces en aquel entonces no solo por su gran instinto de supervivencia sino también por un octavo sentido dentro de su ser, esto los hacía comunicarse con el dios de la vida.

Huclit era un conejo noble y humilde, fiel sirviente del dios de la vida, él apreciaba mucho a los animales de esta tierra, Huclit era uno de los favoritos del dios porque era tan veloz por esto fue que lo eligió para llevar mensajes a todos aquellos que habitaban la tierra.

Imagen [1]

En una tarde soleada antes de caer la noche el conejo se quedó un rato más en la tierra para llevar a los animalitos más pequeños a sus hogares pues como la noche estaba a punto de caer estos bebes podrían perderse en el camino.

Cerca de donde estaba Huclit había una cueva donde el hombre aun como un ser primitivo se refugiaba para no pasar la noche bajo la lluvia o el frío que a veces hacía.

Uno de estos seres primitivos se encontraba aburrido y sin sueño solo observaba a los demás: unos durmiendo, otros jugando. Este hombre primitivo tomo dos piedras para jugar con ellas.

Este hombre jugaba con las piedras arrojándolas unas arriba de otras, hasta que en una de esas arrojadas ambas piedras chocaron entre sí y echaron chispas llamando la atención del ser primitivo. Fue tanta su curiosidad que tomo ambas piedras y las empezó a golpear entre sí.

Su sorpresa fue tanta que saltaba y corría de la emoción, pero al no saber lo que sucedería con estas chispas no tomo sus precauciones, entre tanto salto, en uno de esos hombres cayo una chispa en su pelaje y rápidamente se llenó de fuego algo que ellos aún no conocían. Salió corriendo rápidamente de la cueva lleno de fuego y se arrojó al suelo dando vueltas.

Era temporada de otoño en aquel pasado, las hojas caían de los árboles para terminar amontonadas en el suelo hasta secarse totalmente. Así que el fuego del ser primitivo incendio las hojas creando en aquel lugar un caos incontrolable por el fuego.

El conejo al ver el fuego con su velocidad saco a todos los animales de ahí hasta que no quedara alguno, el fuego por desgracia se salió de control y el conejo a pesar de su gran velocidad no pudo salir porque le había caído encima un árbol.

Días después el dios de la vida al ver este acto heroico le devolvió la vida al conejo, pero ya no como animal si no como la luna y en la luna se encuentra la imagen de aquel conejo valiente.


Moraleja
No juegues o bromes con cosas que no conoces y puedan ser peligrosas, ayuda a los más indefensos y tu recompensa será muy grande, pero toma tus precauciones.

Referencia:
[1] Cipriano S. (2019, Noviembre) Luna Llena Reflejo - Imagen gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 23 de diciembre de 2019, de https://pixabay.com/es/illustrations/luna-llena-reflejo-luna-naturaleza-4588727/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

El osito y la escuela - Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: Un hijo bueno y que escucha es alegría para mamá y papá, un hijo grosero y travieso es amargura para la familia. La noche era fresca, el osito y su hermano se habían pasado todo el fin de semana jugando. Llegada la noche ya para dormir, no habían hecho la tarea. Al día siguiente ambos tienen que levantarse temprano para ir a la escuela y por las mañanas amanece con frío. Mandaron llamar a su mamá quien llego muy preocupada, sabía que en su trabajo la irían a regañar, pero primero es su hijo y sin permiso el trabajo dejo para estar con el travieso osito.
La noche era fresca, el osito y su hermano se habían pasado todo el fin de semana jugando. Llegada la noche ya para dormir, no habían hecho la tarea. Al día siguiente ambos tienen que levantarse temprano para ir a la escuela y por las mañanas amanece con frío. Los pequeños ositos difícilmente pueden levantarse, ellos quieren seguir dormidos en la cama.

Uno de los ositos prefiere hacer la tarea, aunque se desvele sabe que eso le dará buenas calificaciones y se puso hacer la tarea con entusiasmo.

Al día siguiente ya en la escuela, el hermano del osito responsable se quedó después de clases, la maestra le puso trabajo extra por no haber traído la tarea por si fuera poco la mamá de los ositos espero más tiempo, perdiendo el día de su trabajo. La mamá de ellos siempre pide permiso en su empleo para ir por sus hijos, pero esta vez ya no pudo regresar a sus labores por quedarse a esperar al osito que no le gusta hacer nada. 

Imagen[1]

En otra ocasión el osito travieso en la hora del recreo prefirió salirse de la escuela para andar jugando con sus amigos, las calles para los pequeños no son muy seguras, el osito travieso por andar juegue y juegue pelota no se dio cuenta de que un caballo iba a toda velocidad entonces por correr a seguir la pelota a media calle el caballo lo atropello y el osito se piernita se fracturo.

Mandaron llamar a su mamá quien llego muy preocupada, sabía que en su trabajo la irían a regañar, pero primero es su hijo y sin permiso el trabajo dejo para estar con el travieso osito.

No le quedo de otra que irlo a recoger al hospital.

Moraleja
Un hijo bueno y que escucha es alegría para mamá y papá, un hijo grosero y travieso es amargura para la familia.

Referencia:
[1] Alexas_Fotos (2016, 18 de noviembre) Bear Teddy Dibujo - Foto gratis en Pixabay [Ilustración]. Recuperado el 13 de noviembre de 2019, de https://pixabay.com/es/photos/bear-teddy-dibujo-colorido-peluche-1827746/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>