El duende y el ogro – Cuento corto infantil con moraleja

Moraleja: Las ganancias que se roban no se aprovechan; una vida justa y honrada te lleva a la buena vida y felicidad. Un día se enteró de lo que tenía el duende José, ambos trabajaban en la misma fábrica pero el malvado ogro empezó a tenerle envidia, robando algunos sueños que estaban en la fábrica, culpando al duende que él había sido el principal ladrón. Posteriormente lo corrieron. El ogro esa noche le contó toda la verdad al duende, José solo sonrió brindándole una oportunidad de ser amigos.
En la aldea del sueño eterno todo parecía ir bien, la gente de esta aldea es muy trabajadora. En una fábrica de sueños laboraba el duende José, era muy activo y entusiasta, casi nunca fallaba por llevar los mejores sueños a la gente de la aldea.

Como en todo lugar no siempre se puede vivir de maravilla, el ogro Félix no complacido con lo que tiene fue seducido por la envidia.

El ogro era muy gruñón, la paciencia era una virtud con la cual no contaba, sus sueños y deseos decía él: – Tardan mucho en llegarme a pesar que me esfuerzo mucho –.

Imagen [1]

Un día se enteró de lo que tenía el duende José, ambos trabajaban en la misma fábrica pero el malvado ogro empezó a tenerle envidia, robando algunos sueños que estaban en la fábrica, culpando al duende que él había sido el principal ladrón. Posteriormente lo corrieron.

El ogro aprovecho lo que tenían los sueños, estos contenían dinero, mansiones y joyas. Al tener todo esto el ogro Félix todos los días realizaba fiestas en su mansión. Así empezó a faltar su trabajo hasta que lo corrieron.

No solo se conformó con fiestas como ya tenía más libertad empezó hacer viajes por el mundo, ir a lugares donde se hacen apuestas de dinero, sin darse cuenta lo perdió todo.

Una noche de invierno el ogro (por supuesto malgasto y perdió todo hasta quedar en la calle, sin amigos y con hambre) fue a tocar la puerta de una casa, para su sorpresa era el duende José quien vivía ahí. Lo invito a pasar la noche, le dio comida y ropa.

El ogro esa noche le contó toda la verdad al duende, José solo sonrió brindándole una oportunidad de ser amigos.

Moraleja
Las ganancias que se roban no se aprovechan; una vida justa y honrada te lleva a la buena vida y felicidad.

Referencia:
[1] Enrique Meseguer (2018, 10 de noviembre). Mushroom House Forest - Free photo on Pixabay [Ilustración]. Recuperado el 30 de enero de 2020, en https://pixabay.com/photos/mushroom-house-forest-wood-fantasy-3800390/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

El bar Túxpam (Relato de Túxpam, Veracruz) – Historias juveniles

Conclusión: Hoy día a pesar de la amplia información muchas jovencitas no logran ser autosuficientes y sin importar con que persona quieran realizar su vida futura, con cualquier decepción o temor el mundo se les viene abajo y optan por tomar una decisión inadecuada. Se recuerda que aquellos días de febrero eran un poco fríos y lluviosos, los caminos que llevaban a la Universidad Veracruzana en Tuxpan, mejor conocida como la “UV”, eran muy llenos de lodo, un poco difícil caminar, el transporte era muy escaso.
Esta es una leyenda no muy antigua, pero tampoco muy reciente, en esta narración no se menciona la fecha exacta de lo sucedido ya quien me la conto, le causo mucho dolor platicarme de ella, pero en su breve platica nos da algunos datos aproximados.

Se recuerda que aquellos días de febrero eran un poco fríos y lluviosos, los caminos que llevaban a la Universidad Veracruzana en Tuxpan, mejor conocida como la “UV”, eran muy llenos de lodo, un poco difícil caminar, el transporte era muy escaso.

Entre el alumnado que estudiaba ahí, había una jovencita con buenas calificaciones, proveniente de Cerro Azul.

Imagen [1]

Según gente cercana a ella, decía que era muy buena persona, bondadosa con la gente, ayudaba a los ancianos y muy gentil con los niños, además le gustaba leer mucho, en sus ratos libres se iba a la plaza a descansar y a pensar lo que desearía ser de grande.

Desde muy pequeña ella trabajaba, siempre muy independiente, le gustaba salir adelante. Conforme pasaba el tiempo, cada vez no le gustaba depender de alguien, siempre diciéndole a su mamá que ella no quería ser como las demás jovencitas o señoras de este pueblo.

Una vez crecida la jovencita, pasó a estudiar a la Universidad, en Tuxpan, cuando antes por esos rumbos había más monte, pinos, más lodo que pavimento en las calles y pocas casas.

Enamorándose de una persona mayor que ella, con una cabeza hueca pero sabiendo artimañas para enamorar jovencitas, sedujo a esta gentil dama.

Al principio como todo, fue feliz, conforme pasaron los meses, este hombre con más palabras que neuronas se dejó llevar por la bebida tentando a su pareja.

Cuenta la leyenda, que una noche fría y de lluvia, en el Bar Túxpam cerca de la “UV” , bar que hoy día no existe, según se dice el rumor de aquella noche, es que ambos ya borrachos más él que ella, discutieron fuertemente saliéndose del bar, él le dio una bofetada dejándola en el suelo y se retiró del lugar.

Sabiendo ella que si regresa a su hogar con su padre machista, su vida sería terrible… Prefirió quitarse la vida arrojándose a un camión.

A ella se le ha visto por la carretera federal y el libramiento López Mateos, en donde están las letras grandes de colores de Tuxpan. No tiene hora de aparición, solo de noche lluviosa, sale una jovencita con lágrimas que no solo se quitó la vida, sino también al hijo que esperaba.

Conclusión
Hoy día a pesar de la amplia información muchas jovencitas no logran ser autosuficientes y sin importar con que persona quieran realizar su vida futura, con cualquier decepción o temor el mundo se les viene abajo y optan por tomar una decisión inadecuada.

Referencia:
[1] Kirill Averianov (2017, 29 de mayo). Portrait Woman Lady - Free photo on Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 12 de enero de 2020, en https://pixabay.com/photos/portrait-woman-lady-coffee-bar-4246954/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

Perdiendo una razón para existir – Relato corto juvenil con reflexión

Reflexión: Si tuviéramos la necesidad quizás muchos harían lo mismo: robar. la falta de oportunidades lleva a la gente a delinquir, si aplicamos un poco de conciencia vale la pena apoyar a este tipo de personas en el ámbito moral por que el rechazo social los lleva a sentir repudio por la misma sociedad. El principal problema de drogadicción aquí en México, es la falta de valores y educación dentro de la familia y escuela. Este joven se mostraba algo intranquilo, como si su paciencia se lo estuviera comiendo.
Mientras me encontraba sentado en una banca en la plaza por la mañana, alcance a escuchar una radio dentro de una cafetería, un locutor tuvo un invitado el cual escuche estas palabras en la radio:

- Les vengo a hablar, sobre el principal problema de la drogadicción en México, ¡sí!, escucho usted bien, el principal problema de drogadicción aquí en México, no es el mal gobierno que hoy día enfrentamos, tampoco es el narcotráfico, ¡no!, ni mucho menos la mala calidad de música que los adolescentes escuchan diariamente, donde escuchamos hablar acerca de la violencia, sexo, drogas o simplemente sin ningún sentido, ¡no!, el principal problema de drogadicción aquí en México, es la falta de valores y educación dentro de la familia y escuela.

Un día como hoy, mientras leía el periódico en la plaza, escuchaba el campaneo de la iglesia, yo estaba sentado en una banca y observe a un joven como de unos 15 años, medio chaparrito, cabello corto, ropa como cualquier otro adolescente tratando de vestir lo mejor que uno puede, su rostro tan noble y serio.

Imagen [1]

Este joven se mostraba algo intranquilo, como si su paciencia se lo estuviera comiendo por dentro, muy en el fondo de sus ojos se notaba su espíritu sumiso y arrepentido, cada gota de sudor que traía olía a derrota, a desesperación.

Vi como este joven se iba acercando con mucho cuidado y lentamente a un puesto de revistas, para ocultar su miedo y nerviosismo, el joven metió sus manos a sus bolsillos del pantalón, se acercó al puesto, espero a que se distrajera el voceador, una vez ya distraído cuando platicaba con otra persona, el joven tomo el dinero de las ventas que se encontraban en una caja de madera, con nerviosismo, poco a poco se alejó con el dinero robado.

Meses después, yo estaba en el autobús, dirigiéndome ya a la casa, eran alrededor de las once de la noche, de pronto dos de los pasajeros que iban atrás, se levantaron, traían una máscara para no ser descubiertos.

Uno de ellos se acercó al chofer, el otro se dirigió hacia los pasajeros, anunciándose como ladrón, nos pidió el dinero con una voz nerviosa, en su mano traía un cuchillo, en la otra una bolsa, cuando ya iba a medio camión, un pasajero se le fue encima a sus espaldas, otro pasajero le quito la máscara, fue cuando vi esa mirada baja, ese rostro de que aun podía ser un ángel, ese miedo que no se puede ocultar.

De repente el autobús se detuvo, esto hizo que cayeran los pasajeros y el ladrón al suelo, el otro ladrón aprovecho ese alto para escapar, mientras este que se cayó al suelo, accidentalmente se enterró el cuchillo en el pecho, dejando una enorme mancha de sangre en el suelo, poco a poco, mi oído dejaba de escuchar su respiración.

Hasta ahora, nunca nadie ha sabido el sentido de su muerte, tal vez fue la necesidad, la desesperación, su familia, sus amigos o alguna adicción, tal vez robo sin alguna razón, pero lo que sabemos, es que él ya había muerto cuando decidió no resolver su vida, sus problemas. 

Reflexión
Si tuviéramos la necesidad quizás muchos harían lo mismo: robar. La falta de oportunidades lleva a la gente a delinquir, si aplicamos un poco de conciencia vale la pena apoyar a este tipo de personas en el ámbito moral por que el rechazo social los lleva a sentir repudio por la misma sociedad.

Referencia:
[1] Linus Schütz (2018, 24 de noviembre). Armas Pistola Acceso - Foto gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 08 de enero de 2020, en https://pixabay.com/es/photos/armas-pistola-acceso-armado-humano-3836563/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

Hotel Rosa – Relato corto para adultos (Desapariciones)

En el noticiero se escucha un comunicado de ya más de 15 niños desaparecidos entre 1994 y 1995 en el mercado victoria y en sus alrededores en la ciudad de Puebla. El vigilante conto lo que había visto, narrando cada acción de Tomas Gutem y su caja musical respecto a los niños desaparecidos. Unos no creyeron, mientras otros respetaron sus palabras porque sabían lo de su hijo, otros simplemente se aguantaron la risa. Tomas Gutem, un señor muy conocido, no por el número de amistades o porque era muy agradable, si no por su extraña personalidad, pocas personas lo conocieron y es muy difícil saber de su pasado.
[Debemos cumplir todo aquello en lo que nos comprometemos, no solo a nosotros, sino también a terceras personas o seres divinos, ya que alguien nos está vigilando y si no cumplimos o se nos olvida, tarde o temprano nos lo vienen a cobrar y no solo alguien en persona, también con alguna enfermedad, accidente o mala suerte].


Dentro de mis memorias, recordando aquel hecho poco agradable, desgraciadamente por este insomnio que me visita todas las noches, trae a mi mente las voces y pisadas que hicieron levantarme una mañana de junio, junto al ligero viento frío.

La noche era silenciosa en el hotel rosa, hotel poco conocido entre la gente adinerada y de prestigio, aunque no es un hotel como vulgarmente se les llama: “de mala muerte”, es un hotel tranquilo como las madrugadas después de la lluvia y escaso frío en el zócalo de la ciudad de Puebla.

Día tras día, cuando me iba a descansar al hotel, siempre miraba aquel hombre extraño casi al final del pasillo, alto, flaco y en su boca un cigarrillo, ya que ahí se encontraba una llave del agua, los baños y una regadera, servicio que comparten las habitaciones económicas. Dicho hotel es de tres pisos, en medio esta libre al cielo y sus habitaciones alrededor.

Imagen [1]

Este hombre tenía una mirada enojada, fija, su quijada larga, labios resecos por el frio casi morados y de nariz larga. Observaba atentamente la habitación 113; cuando no se la pasaba solo fumando un cigarrillo recargado en el barandal, esta habitación esta frente a los servicios sanitarios.

Una madrugada, yo estaba acostado en la cama, la noche era silenciosa, debes en cuando se escuchaba el timbre para abrir las puertas al hotel a media noche, ya que lo cerraban por precauciones.

Alcance a escuchar las pisadas de unos botines subir las escaleras y con una música baja que alcanzaba a escuchar, era la de Kansas City de Los Beatles.

Como dos horas después, alcance a escuchar una discusión, lo poco que alcance a escuchar, era sobre una promesa, una deuda o algún compromiso. El eco de la noche hizo llegar a mis oídos un fuerte golpe en la pared y unos ruidos cuando alguien grita mientras le tapan la boca. De nuevo el silencio llego… otra vez la canción de Kansas City, las pisadas de los botines pero ahora arrastrando algo.

En la fresca mañana, los murmullos me levantaron, salí de la habitación, los huéspedes estaban todos despiertos, había policías que acordonaron los alrededores de la habitación 113, sobre esta habitación estaba un cuerpo colgado desde el  tercer piso con sangre en la cara, la habitación estaba con la puerta abierta y sobre la cama los ojos del individuo ahorcado.

Interrogaron a los huéspedes, solo hizo falta el hombre que mencione al principio que no volvió a aparecer, se realizó un retrato hablado, pues este hombre se supo que había fallecido en 1995, 17 años antes de este asesinato pero las huellas en el cadáver coincidían con este mismo hombre.

Diciembre 17, 1995.

La mañana fría en el centro de Puebla, adorna con tranquilidad la alegría de aquel hombre que le da cuerda a su caja musical la cual con sus sonidos cobija a los transeúntes que pasan cerca de él para transportarlos a la calma de la naturaleza, sin prisas ni vergüenzas.

Detrás de la caja musical un hombre alto y flaco, con una sonrisa grande, extraño entre los niños que lo escuchan y ven, pero un  oficio tan normal para los adultos.

Retirándose del lugar a paso lento, fastidiado o tal vez cansado, con una cara larga, se dirigió a una de las bodegas del mercado victoria, sentándose un rato sobre una caja.

Las voces del mercado, apenas se alcanzan a escuchar en donde se encuentra este señor descansando, dejando pasar el ruido entre su puerta media abierta.

Alcanzo a ver a un niño distraído, tomo su caja de música y le empezó a dar cuerda, el niño curioso entro, escuchando atentamente su música,  quedo paralizado. El hombre al ver esto, lanzo una sonrisa grande y malvada.

El niño se empezó a hacer pequeño y su cuerpo de trapo, volviéndose un muñequito. El hombre una vez visto que dejo de ser humano,  tomo el muñeco y empieza a comercializarlo en el mercado.

En el noticiero se escucha un comunicado de ya más de 15 niños desaparecidos entre 1994 y 1995 en el mercado victoria y en sus alrededores en la ciudad de Puebla.

En una reunión que realizó la gente que trabajaba en el mercado, se acordaron elaborar planes de más seguridad ya que lo que estaba sucediendo afectaba mucho en las ventas. Entre toda la gente que estaba reunida ahí, uno de los que vigilaba en el mercado que se encontraba hasta atrás dijo:

–Con todo el respeto que se merecen lo que les vengo a decir y a mostrar, no es objeto de burla, cuando estuve presente realmente no lo creía, pero mi hijo fue uno de los primeros desaparecidos aquí, el responsable es Tomas Gutem–.

El vigilante conto lo que había visto, narrando cada acción de Tomas Gutem y su caja musical respecto a los niños desaparecidos.

Unos no creyeron, mientras otros respetaron sus palabras porque sabían lo de su hijo, otros simplemente se aguantaron la risa.

–Aquí les dejo la evidencia grabada en video–. Dijo el vigilante.

Todos al ver el video odiaron a Tomas Gutem, satanizándolo por lo que hacía con los niños, convirtiéndolos en un trapo sin vida.

Al día siguiente por la mañana todos se reunieron y fueron con Tomas Gutem, le mostraron el video y una piedra sin saber de quien  fue cayo en la cara de Tomas, el grito de una señora se escuchó –Juro que de aquí no sales con vida–. Tomas contesto –Ellos se lo merecían, no juren ni prometan, porque si no lo cumplen yo mismo vendré por cada uno de ustedes–.

La multitud de gente enfurecida se fue en contra de él con palos, piedras y machetes, golpeándolo y castigándolo por lo que hacía con los niños hasta que quedo completamente sin vida.

Después de lo sucedido a Tomas Gutem, el mercado quedo temporalmente cerrado, conocido hoy como Plaza Victoria.

Tomas Gutem, un señor muy conocido, no por el número de amistades o porque era muy agradable, si no por su extraña personalidad, pocas personas lo conocieron y es muy difícil saber de su pasado.

En plena adolescencia, Tomas era ya una persona incomprensible y cerrada, proveniente de una familia adinerada y de buen prestigio, su verdadera madre falleció en 1958 tras el nacimiento de su primer hijo Tomas.

La delgadez de Tomas era demasiada que sus huesos se notaban, era cabezón, cara larga, alto, escaso cabello, ojeras, callado y de piel blanca; motivo para hacerlo objeto de burla.

6 de sus compañeros de la escuela eran quienes no lo dejaban en paz, burlas y maltrato físico eran ya parte de su vida diaria.

Ya estaba anocheciendo, Tomas se encontraba en la iglesia, hablando de todo lo que le hacían, el Padre de la iglesia lo escucho y se acercó a él, el Padre le dio una cajita musical diciéndole que con esto se acabarían todos sus problemas, le explico cómo funcionaba, pero para esto debía elegir al señor Asmodeo como su nuevo dios.

Días después, en el salón de clases, Bruno uno de los niños que lo molestaban pidió permiso para ir al baño, Tomas aprovechando que la maestra estaba distraída escribiendo en el pizarrón, salió detrás de Bruno sin que la maestra lo viera.

Una vez en los baños espero a que Bruno saliera del sanitario, al momento de abrir la puerta esta Tomas y lo empuja quedando Bruno sentado en el retrete, enseguida Tomas sin pensarlo dos veces saca la caja musical y la abre al escuchar esto Bruno instantáneamente se convierte en muñeco. Ya convertido, Tomas se lo lleva a su casa y lo quema.

Próximo a su siguiente víctima, Teresita, él la escucha hablar con una amiga en las escaleras de un edificio de la escuela.

–Siempre he querido un gatito, ahora que lo tengo me moriría si algo malo le pasara–. Dijo Teresita mientras acariciaba a su felino.

Día a día Tomas la seguía, aprovechando el momento dándose cuenta que cada vez se encariñaba Teresita con su mascota.

La oportunidad se aproxima, Teresita se encuentra sola en el parque sentada en una banca mientras se come una bolsita de frutas, Tomas llega y se para frente a ella, con una seriedad tan fría la ve a los ojos, él toma al gatito por el cuello y lo aprieta fuertemente… Teresita al ver esto se para, pero él fuertemente la empuja cayendo al suelo, va hacia ella y se pone en cuclillas, entre los dos pone a su gatito que está ahorcando que muy apenas puede defenderse, ella sin palabras y sin ruido por el shock de este suceso empieza a llorar, mientras su mascota casi en su rostro ve como muere lentamente, Tomas lo suelta cayendo muerto a las piernas de Teresita que está en el suelo.

Tomas se levanta y se retira del lugar sin decir palabra alguna.

Caída la noche, Tomas ahora entiende la satisfacción de desquitarse de la gente aprovechada, con la cajita musical era muy rápida la venganza.

Hablando con el demonio Asmodeo, dijo que prefiere eliminar a los seres queridos de las personas que lo tratan mal.

Referencia:
[1] 19dulce91 (2016, 13 de septiembre). Hotel Miedo Naranja - Foto gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 06 de enero de 2020, en https://pixabay.com/es/photos/hotel-miedo-naranja-pasillo-1640487/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

Asalto a diciembre - Relato corto juvenil

Conclusión: Por lo regular siempre culpamos a nuestros líderes por el mal desempeño que tenemos como sociedad, cuando los elegimos nos basamos más en el grupo político o religioso sin tomar en cuenta las aptitudes a quien vamos a elegir. En aquel rincón oscuro, un temible hombre de apariencia simpática y noble, planeaba robar la felicidad de la gente, ya que él no podía ser feliz por sí mismo. Este plan ya estaba en función, solo faltaba dar el asalto mayor.
Corría el año 2010, bajo la sombra de las nubes que tapaban la luz de la luna, las lámparas poco iluminaban las calles, era incómodo para algunos caminar entre tanta oscuridad, para otros muy satisfactorio.

En aquel rincón oscuro, un temible hombre de apariencia simpática y noble, planeaba robar la felicidad de la gente, ya que él no podía ser feliz por sí mismo. Este plan ya estaba en función, solo faltaba dar el asalto mayor.

Años atrás, este temible hombre gordinflón había conquistado el corazón de la gente con una canción, seducía sus mentes y apagaba corazones, proclamándose a sí mismo como un Profeta. Mucha gente lo siguió porque sus ojos robo, tantas promesas y engaños le dio a la gente que lo seguía, y si alguien se atrevía a hablar, lo callaba con una caja de regalo llena de comida.

Imagen [1]

Él sabía que pronto su reinado terminaría, también sabía que la gente se daría cuenta de que él era un falso Profeta.

Engañando a la gente aún, les decía que unía países para crear la paz, viajaba mucho a Europa con una familia falsa, recorría Estados Unidos y compraba propiedades, según para crear más escuelas. La gente poco a poco ya no creía en sus mentiras.

El gran asalto estaba a punto de cumplirse, eligiendo el mes de diciembre como fecha simbólica para dar amor y paz, mes en el cual el dolor puede causar más agonía.

Aprovechándose de la ceguera de algunos, robo los regalos del pueblo, su comida y su dinero. El primero de diciembre del 2010, tomo el primer avión y viajo hacia su lujosa casa en Texas. Semanas después, la gente se dio cuenta de que había desaparecido ya que había abandonado su palacio.

Muchas familias quedaron en la calle, otros con deudas y hambre, algunos con su corazón roto por la confianza que habían depositado en él.

Esta falsa educación nunca nos ha quitado la ignorancia, ya que cada tres años llega un nuevo Profeta o Mesías, hundiendo cada vez más a este pueblo en su ignorancia, hasta que un día nos tomen como a sus esclavos, imponiéndonos el miedo como una forma de vida natural.

(Dedicado a un alcalde tampiqueño Oscar Pérez Inguanzo que abandono su presidencia antes de que esta finalizara, dejando casi en banca rota por sus asaltos y engaños al ayuntamiento municipal de Tampico, Tamaulipas, México)

Conclusión
Por lo regular siempre culpamos a nuestros líderes por el mal desempeño que tenemos como sociedad, cuando los elegimos nos basamos más en el grupo político o religioso sin tomar en cuenta las aptitudes a quien vamos a elegir.

Notas:
  • https://www.lacapital.com.mx/noticia/9438-Trasladan_a_Oscar_Perez_Inguanzo_al_hospital 
  • https://www.milenio.com/opinion/cristina-gomez/de-buena-fuente/que-sigue-que-le-pidan-disculpas-a-oscar-perez-inguanzo
  • https://www.milenio.com/politica/juez-libera-a-perez-inguanzo-de-delitos

Referencia: 
[1] Gerd Altmann (2016, 17 de noviembre). Grupo Equipo Retroalimentación - Imagen gratis en Pixabay [Ilustración]. Recuperado el 04 de enero de 2020, en https://pixabay.com/es/illustrations/grupo-equipo-retroalimentaci%C3%B3n-1825503/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

Baile Nocturno - Relato juvenil (Paranormal)

Reflexión: El exceso del consumo de alcohol puede producir daños permanentes en el cerebro si no es consumido con responsabilidad y moderación. Erasmo con nadie habla, solo con su esposa, pero lo que siempre dice con lágrimas, desesperación y miedo: -Que hay una mujer que no lo deja irse-. En donde quiera que él este siempre amanecerá en el mismo parque, cuando intenta hablar con otros se queda mudo, a su lado siempre esta una mujer con marcas de manos en su cuello.
Erasmo era un hombre de ciudad, salió una noche de sábado a festejar, - ¿Qué no lo sé? - Pero lo que sí sé, es que esa noche lo cambio todo.

La gente lo conocía y agradaba a todos, era muy simpático de mediana estatura, cachetón, con un bigote bien arreglado que lo caracterizaba muy bien. Claro que también debo recordar ese perfume que olía a kilómetros, no sé si exageraba o su perfume tenía la esencia fuerte.

Ese sábado él había entrado a la cantina, algo que lo distinguía era su pasión por bailar, además era muy pícaro con las muchachitas, se decía que no se le iba ninguna viva.

Imagen [1]

En la ciudad se está acostumbrado a ver gente que viene de turista, en la cantina que estaba Erasmo entro una mujer atractiva, ojos negros con una mirada que ponía nervioso a cualquiera, pero con Erasmo no fue así… bailo toda la noche con ella hasta emborracharse y ser de los últimos en irse de la cantina, como todo buen caballero se ofreció a llevarla a su casa o en donde se estuviera quedando.

Esto fue lo último que se sabe de él, hoy simplemente es un vagabundo sin recuerdos o como mejor se dice: -Una persona que se quedó en el viaje y no regreso-. Su esposa siempre ha hecho lo posible por ayudarlo, lo ha internado, pero al día siguiente siempre aparece en el parque como un hombre abandonado.

Erasmo con nadie habla, solo con su esposa, pero lo que siempre dice con lágrimas, desesperación y miedo: -Que hay una mujer que no lo deja irse-. En donde quiera que él este siempre amanecerá en el mismo parque, cuando intenta hablar con otros se queda mudo, a su lado siempre esta una mujer con marcas de manos en su cuello. Erasmo es el único que la puede ver.

Reflexión
El exceso del consumo de alcohol puede producir daños permanentes en el cerebro si no es consumido con responsabilidad y moderación.

Referencia:
[1] SuperHerftigGeneral (2017, 12 de mayo). Espíritu Creepy Halloween - Foto gratis en Pixabay [Fotografía]. Recuperado el 03 de enero de 2020, en https://pixabay.com/es/photos/esp%C3%ADritu-creepy-halloween-fantasma-2304469/

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>

La mujer vampiro (Leyenda de Ciudad Madero, Tamaulipas)

Hoy en día la gente habla con temor a ella, ya que su cuerpo está en el sótano de la Parroquia San Juan Bosco, en Árbol Grande, Ciudad Madero, Tamaulipas. Años después, su cuerpo fue trasladado a Ciudad Madero, mucha gente la recibió en su ataúd, pero antes de que llegara a las puertas de la Parroquia accidentalmente su ataúd fue abierto dejando al descubierto todo su cuerpo, la gente al verla lanzo gritos desgarradores. Pues esta mujer tenía unas uñas largas, cabello largo y unos grandes colmillos.
Cuentan aquella trágica historia de alrededor de los años 70 de la mujer vampiro de Ciudad Madero, Tamaulipas.

Esta mujer era muy religiosa, dedicada en cuerpo y alma a las actividades que realizaba el Padre Ignacio Rosiles, padre de la Parroquia San Juan Bosco en la colonia Árbol Grande de Ciudad Madero.

Ella era muy querida por la gente que vivía en los alrededores de la parroquia, ya que hacía muchas cosas buenas para las personas. Lo cual en ocasiones decía -Me gustaría que sepultaran mi cuerpo en esta parroquia cuando muera-. Las razones porque lo decía eran que ella se sentía muy querida por la gente que ella le brindaba su mano.

Imagen [1]

Pero antes de que falleciera, se fue a vivir lejos de Ciudad Madero con su familia. Murió lejos de ahí, sin ser respetada su voluntad.

Años después, su cuerpo fue trasladado a Ciudad Madero, mucha gente la recibió en su ataúd, pero antes de que llegara a las puertas de la Parroquia accidentalmente su ataúd fue abierto dejando al descubierto todo su cuerpo, la gente al verla lanzo gritos desgarradores. Pues esta mujer tenía unas uñas largas, cabello largo y unos grandes colmillos.

Desde ese entonces la llaman la mujer vampiro.

Las supersticiones y arrogancia de la gente han intentado quemar su cuerpo, olvidándose de las cosas buenas que ella hizo en vida para ayudar a quienes lo necesitaban.

Dicen que la han visto volando alrededor de la parroquia, otros dicen que se roba a los niños que se portan mal.

Hoy en día la gente habla con temor a ella, ya que su cuerpo está en el sótano de la Parroquia San Juan Bosco, en Árbol Grande, Ciudad Madero, Tamaulipas.

Adaptación para narración oral de Aarón Mendoza, tomada por testimonios de la gente que habita cerca de la Parroquia.

Conclusión
Debemos tener en cuenta que hoy en día no existen supersticiones por lo sobrenatural y tener respeto a aquellos difuntos y a su familia ya que por falta de información podemos tomar malas decisiones y quizás afectar a otras personas por simples mentiras.

Referencia:
[1] Aarón Mendoza (2007, 01 de enero). Calle de noche [Fotografía]. Recuperado el 02 de enero de 2020, en https://get.google.com/albumarchive/108681890460568752459/album/AF1QipMuR5KlGU-HHP8_vHElFjVXjkp2cmxK-PNsf7A3/AF1QipOY7yKrO-HyRouMfHNJqFqQJUI6u9uFU-bbMGTV

Descargar/Imprimir en PDF Epub
Leer más>>